CRÓNICAS DE RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

INDEMNIZACIÓN POR DAÑO MORAL OCASIONADO POR EL ESTADO

En cierta ocasión, un culichiche del ex presidente Rodríguez Zapatero me acusó de odiar a España. ¡No me diga! ¿Quién me ha escuchado nunca criticar la paella valenciana o la huerta riojana? Mis hijas nacieron de madre española. Otra cosa es la mafia político-judicial o la complicidad del Estado (por omisión del "ius puniendi" o potestad del Estado para la persecución del delito) en una campaña de Terrorismo Psicológico orquestada por el cibersicariato paramilitar colombiano dirigido por el parauribista Carlos Escobar Marín.


El cibersicariato a las órdenes de Álvaro Uribe Vélez (señalado por la Defense Intelligence Agency como el presunto número 82 del narcotráfico colombiano en tiempos de Pablo Escobar Gaviria y con vínculos políticos y familiares con el narcotráfico y el paramlitarismo), en su intento por destruir mi testimonio sobre los ocho años de corrupción y crímenes de Estado durante el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez, desató desde mediados del 2011 una brutal campaña de difamación y amenazas a través de las redes sociales. Derrotado en su objetivo a través de la publicación de múltiples perfiles falsos con mi nombre y fotografía, a finales del 2014 el cibersicariato publicó una grave calumnia en el portal terrorista wordpress.com (terrorismo es sinónimo de terror, y terror impune ha propagado ese portal durante tres años por negarse a eliminar la cuenta donde aparece la calumnia de haber sido yo condenado en España, según un "testimonio" falso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, a 26 años de cárcel por "abuso de menores").


Tres años de complicidad (por omisión judicial) del Estado español por desatender mis repetidas denuncias ante varias instancias: Juzgado de Guardia de Las Palmas de Gran Canaria; Jefatura Superior de Policía de Canarias; Fiscalía Provincial de Las Palmas; Ministerio del Interior; Tribunal Superior de Justicia de Madrid y Ministerio de Justicia, por la implicación del Tribunal Superior de Justicia de Madrid dándole veracidad a la calumnia por no rechazarla públicamente ni ejercer acciones frente a wordpress.com. ¿Qué no me perdona España, su pretendido Estado de Derecho, para hacer la vista gorda ante una patraña semejante? ¿Quizá que durante muchos años me haya declarado enemigo de la mafia político-judicial? Transcurrido un año sin respuesta, presenté una reclamación administrativa de indemnización ante el Ministerio de Justicia. Un año más tarde esa reclamación administrativa dio paso a la reclamación contencioso-judicial en la Audiencia Nacional. Mi abogada ratificó la solicitud de un millón de euros de indemnización por los daños morales ocasionados durante tres años por un delito continuado de calumnia con máxima publicidad a través de internet. ¿Cuál ha sido el criterio para calcular el monto de la indemnización?


En el supuesto de calumniar yo a cada una de las autoridades requeridas infructuosamente durante un año, el Código Penal establece una multa entre doce y veinticuatro meses de multa a razón de 400 euros diarios. Seis multas por cada una de las instituciones calumniadas. En el mejor de los casos el monto ronda los 900.000 euros y en la cuantía máxima el doble. Mi abogada, en su escrito ante la Audiencia Nacional, escribió: "Por lo tanto, no es injustificada la petición del recurrente por la persecución cibernética que no estaba obligado a soportar por la negligencia del Estado durante tres años".

CARLOS ESCOBAR MARÍN CIBERSICARIO PARAURIBISTA

ESPAÑA HUMILLADA POR CIBERSICARIOS Y JUECES ESPAÑOLES NEGLIGENTES

FELIPE VI MAJESTAD LA JUSTICIA ESTÁ MUERTA HAY QUE ENTERRARLA


____________________________________________________________


RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS

AGENCIA BK DETECTIVES