CRÓNICAS DE RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

KOKITO EL MANCO DE LEPANTO

El terrorista colombiano Jorge Enrique Quesada Ortega, alias @kokiqueor, no sólo es un cobarde y contumaz delincuente parapetado en el Estado forajido colombiano y la negligencia del Estado "hermano" español; sino un suicida. Ha reincidido en el delito de difamación y no le va a salir gratis porque no se puede andar por la vida con doble moral (un bandido en twitter y un ciudadano "respetable" tanto en el centro de trabajo como en la ciudad de residencia). Kokito no pasará sin pena ni gloria por la empresa Indra ni por la comuna Ñuñoa de Santiago de Chile donde tiene el domicilio familiar.


El año 2015 quedará marcado a sangre y fuego en la memoria de Kokito. Nació su hija María José en la Clínica Santa María y pocos meses después su hijo Julián Andrés recibió la Primera Comunión en el Colegio San Agustín. Pero aún le dio tiempo para asomarse al abismo.


Cuando el cibersicariato paramilitar colombiano dirigido por el terrorista Carlos Arturo Escobar Marín (mano derecha de Álvaro Uribe Vélez en las redes sociales) publicó en una cuenta anónima en el portal wordpress.com la calumnia de haber sido yo condenado a 26 años de cárcel en España por "abuso de menores", Kokito se apresuró a hacerse eco de la "noticia" en su cuenta de twitter.


Hasta hace pocos no me había enterado de esta nueva "proeza" del "manco de Lepanto" (perpetró otras, como haber seguido la cuenta falsa abierta en twittter con el nombre de mi madre, fallecida en 1998, para denigrarla pensando que eso me iba a quebrar en la guerra contra Álvaro Uribe Vélez por sus ocho años de corrupción y crímenes de Estado durante la Presidencia de la República; amén de sus vínculos familiares con el crimen organizado (su hermano Santiago Uribe Vélez está siendo juzgado presuntamente por formar parte de la banda paramilitar "Los Doce Apóstoles" y su cuñada Dolly Cifuentes Villa, viuda de Jaime Alberto Uribe Vélez, ha sido detenida por sus vínculos con el capo del Cartel de Sinaloa Joaquín "Chapo" Guzmán Loera) y de figurar en los archivos de la Defense Intelligence Agency como el presunto narcotraficante colombiano número 82 en tiempos de Pablo Escobar Gaviria. Ni derrota ni desmoralización. La campaña de terrorismo psicológico orquestada por el cibersicariato en el mejor estilo del extinto DAS (servicio secreto que, en el período 2002-2010, durante la Presidencia de Álvaro Uribe Vélez, sus cinco directores generales fueron investigados, procesados o condenados) en vez de amilanarme, me ha reafirmado en mi denuncia. A ver si ahora Kokito tiene la misma fortaleza.


Me había olvidado de Kokito, pero él de mí no seguramente por esta carta enviada al Primer Ministro de Canáda por su entonces relación con el CIREC. El 25 de enero del 2015, este suicida cavó su fosa. Aun con tres años de retraso no he querido dejar pasar la ocasión para darle jaque mate a este desahuciado de la Providencia. Dios cometió una injusitica dejándolo sin el brazo derecho, pero con el alma malvada intacta.


Ni el paraco Álvaro Uribe Vélez podrá ayudarte ni tu hada madrina, Lina Moreno Mejía, esposa del presunto número 82, tampoco. ¿Cómo vas a defenderte en tu empresa y en Ñuñoa, donde vives, de mis acusaciones de terrorismo psicológico? El concepto de terrorismo por analogía lo definió perfectamente Carlos Catellanos Collante. Intentar destruir a una persona mediante una brutal campaña de difamación por internet (injurias, calumnias, amenazas de muerte, sabotaje a mi cuenta en twitter, coacción a mis proveedores de internet con la pretensión de bloquear mi página web, creación de múltiples perfiles falsos en las redes sociales con mi nombre y fotografía) es terrorismo porque el terror persigue acobardar a las víctimas, someterlas, obligarlas a "cambiar de rumbo". Kokito, en tu prolijo curriculum publicado en linkedin te falta un epígrafe: TERRORISTA... fracasado.

El suicida Kokito, cuando el terrorista Gustavo Garzón Villamizar (actualmente en paradero desconocido como "artista" de la difamación por cuenta ajena) andaba creando sus "obras de arte" con mis fotos, tuvo el atrevimiento incluso de preocuparse por mi sexualidad usando una cuenta falsa con mi nombre (una cuenta de tantas creadas por el cibersicariato paramilitar colombiano).

"Consejos vendo que para mi no tengo". ¡Pobre Kokito! Tan preocupado por mi sexualidad y sin embargo anda en babia en su matrimonio. ¿Sabes por qué tu bella damisela aparece relacionada con una cuenta pornográfica en twitter? ¡Pobre Kokito!

ANGROBA SEGUIDA POR ARTEINFIEL

KOKITO PRUEBA INDUBITADA

KOKITO EN CHILE SIN PELO Y SIN NEURONAS

KOKITO NO APRENDIÓ LA LECCIÓN

KOKITO Y SUS COLEGAS

VECINOS DE KOKITO

ANGELITA CON LEND77

TERRORISTA @LEND77 IDENTIFICADO

CARLOS ESCOBAR MARÍN CIBERSICARIO

FORMACIÓN CRISTIANA DE NIÑOS Y NIÑAS


____________________________________________________________


RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS

AGENCIA BK DETECTIVES