CRÓNICAS DE RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

MEDELLÍN SIN FANTASÍA HOY COMO AYER COMO SIEMPRE

UN CAMPESINO DESMEBRADO Y VARIOS MUERTOS

OEA POR FIN LE PRESTA ATENCIÓN A COLOMBIA

TERRORISMO DE ESTADO LA ONU ALERTA EN COLOMBIA

EXTERMINIO DE DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS

SILENCIO CÓMPLICE POR OMISIÓN DEL PERRIODISMO ESPAÑOL

EL PRIMATE FAUSTINO ASPRILLA Y CARLOS ESCOBAR MARÍN

A raíz de la detención de la proxeneta Liliana del Carmen Campos Puello, el ex futbolista Faustino Asprilla Hinestroza y socio del terrorista Carlos Escobar Marín grabó un vídeo solicitando la excarcelación de la delincuente porque qué iba a ser de las "desempleadas" de la proxeneta. "Sin ella Cholón no es nada" (Cholón es una playa de la península de Barú donde la "madame" celebraba fiestas de alto copete con decenas de prostitutas incluso menores de edad). El gobernador de Bolívar calificó a Asprilla como "una vergüenza para Colombia". El primate Asprilla respondió en su cuenta de twitter:

"Señor @dumek_turbay gobernador de Bolívar, cuando se refiera a mi hágalo como a un deportista que lo dio todo por defender con honores la bandera de nuestro país".

En realidad la cuenta @TinoasprillaH la administra el terrorista Carlos Escobar Marín. Por lo tanto el presidente colombiano Ivan Duque Márquez debe tenerlo en cuenta a la hora de manifestar la defensa de los derechos fundamentales de los menores en Colombia. El delincuente Carlos Escobar Marín no sólo es el cibersicario principal del número 82 Álvaro Uribe Vélez, sino que también estuvo en la toma de posesión de Iván Duque como presidente de la República de Colombia. Que no se repita con Carlos Escobar Marín la contradicción del narcoviolador Jorge Luis Henao Arango. Más información.

MAFIA COLOMBIANA OCUPA TIERRA DOMINICANA EN COSTA RICA

FLOTILLA DE NARCOSUBMARINOS UNA PESADILLA EN AUMENTO

COLOMBIA SIGUE INUNDANDO ESPAÑA DE DROGA Y CRIMINALES

MAFIAS SE DISPUTAN LA PRIMERA NARCOPOTENCIA MUNDIAL

ESPAÑA CUARTEL GENERAL DE NARCOS Y PARACOS

GENOCIDIO EN COLOMBIA ASESINATOS SELECTIVOS

LÍDER SOCIAL TORTURADO POR LA POLICÍA

EXPULSIÓN MASIVA DE COLOMBIANOS

COLOMBIA SIGUE INUNDADO PANAMÁ DE COCAÍNA

CRISIS HUMANITARIA POR EXTERMINIO DE LÍDERES SOCIALES

ASESINATO DE UNA COORDINADORA DE LA CAMPAÑA DE PETRO

COLOMBIANOS LIDERAN LA EXPATRIACIÓN DE REMESAS ESPAÑOLAS

CARTELES NARCOCOLOMBOMEXICANOS AMENAZA PLANETARIA

COLOMBIA EXPORTA DROGA A EEUU Y RECIBE ARMAS DE GUERRA

FEDELICO COLOMBIA EXPORTADORA DE DROGA Y CRIMINALES

RESTITUCIÓN DE LA TIERRA QUÉ DICE ÁLVARO URIBE

SELECCIÓN DE FÚTBOL VS DERECHOS HUMANOS

VENEZOLANOS EN EL PARAÍSO COLOMBIANO

SHAKIRA DENUNCIA LA MUERTE POR HAMBRE DE NIÑOS INDÍGENAS

DROGA Y PROSTITUCIÓN FIESTAS PARA TURISTAS EN COLOMBIA

MUJERES Y DROGA EN LA PICOTA UNA CÁRCEL DE BOGOTÁ

DROGA COLOMBIANA DESDE COSTA RICA HACIA ESPAÑA

DIARIAMENTE MATAN A OCHENTA COLOMBIANAS

PELUCÓN CRISIS HUMANITARIA EN COLOMBIA

COLOMBIA ENTRE LA HAMBRUNA Y EL DESPERDICIO

HACINAMIENTO Y CORRUPCIÓN EN LAS CÁRCELES

CINCUENTA MIL NIÑOS COLOMBIANOS MALTRATADOS ANUALMENTE

DELINCUENTES EN MANADAS SIEMBRAN EL TERROR EN BOGOTÁ

MUJERES SIN DERECHOS HUMANOS EN LAS CÁRCELES

HACINAMIENTO EN LAS CÁRCELES DE MEDELLÍN

COLOMBIA NARCOAMENAZA PARA ESPAÑA

CASAS DEL TERROR EN TUMACO

CEMENTERIO NO CABE UN MUERTO MÁS

MASACRE SEÑALAN A LA FUERZA PÚBLICA

EXPORTACIÓN DE PROSTITUTAS Y CRIMINALES

MEDELLÍN ENÉSIMO INTENTO DE DESESTIGMATIZARLO

VETERANO CANTAUTOR DISCRIMINADO EN UN RESTAURANTE

EXTORSIÓN VIOLENCIA Y DESPLAZAMIENTOS ALARMA EN MEDELLÍN

SHAKIRA DENUNCIA EL ABANDONO DE LOS NIÑOS COLOMBIANOS

CARTEL PARAMILITAR CONTINÚA INUNDANDO ESPAÑA DE COCAÍNA

PARA CUÁNDO UNA INTERVENCIÓN HUMANITARIA EN COLOMBIA

COMUNA 13 BAJO TODOS LOS FUEGOS

GUERRA SUCIA PARAMILITARES REFORZADOS

BUSCANDO LOS DESAPARECIDOS DE LA GUERRA

COMUNA 13 DE MEDELLÍN EN GUERRA COMO SIEMPRE

ASESINATO DE LÍDERES SOCIALES LA HEMORRAGIA CONTINUA

ESPAÑA GUARIDA DE GOLPISTAS VENEZOLANOS Y NARCOPARACOS

RESPUESTA DE DIOSDADO CABELLO AL PRESIDENTE DE COLOMBIA

CORTE CONSTITUCIONAL VÍA LIBRE A LA JUSTICIA DE LA HAYA

POLÍTICOS HIPÓCRITAS Y SU DOBLE VARA DE MEDIR

COLOMBIA A LA CABEZA DE LA CRIMINALIDAD

TESTIMONIO DE VÍCTIMAS DE LA GUERRA

BAILANDO CON EL PAÍS A LA DERIVA

NOCHEBUENA EN LA "NARCODICTADURA" VENEZOLANA

MAFIAS DE ESTADO LA HISTORIA DE NUNCA ACABAR

MEDELLÍN HOY COMO AYER LA CAPITAL DEL CRIMEN

COMANDO SUR GRINGO PASANDO REVISTA EN COLOMBIA

PROSTITUTAS NARCOTRÁFICANTES Y SICARIOS COLOMBIANOS

BOGOTÁ NOMINADA CAPITAL MUNDIAL DEL BIENESTAR SOCIAL

ESPOSA DE JAMES RODRÍGUEZ SALPICADA EN UN NARCOESCÁNDALO

QUIÉN SE LO IBA A DECIR A LA COLOMBIA HISTÓRICAMENTE EMIGRANTE

VIAJAR A COLOMBIA MÁS PELIGROSO QUE HACERLO A YEMEN O PAKISTÁN

PELUCÓN AMENAZÓ A TODOS MENOS A QUIENES PRODUCEN LA DROGA

POLICÍAS COLOMBIANOS PAGAN POR SER DESTINADOS A MEDELLÍN

OCÉANO PACÍFICO PRINCIPAL RUTA MARÍTIMA DEL NARCOTRÁFICO

APOLOGÍA DE PABLO ESCOBAR LA POLICÍA ESPAÑOLA CALLADITA

PARAÍSO COLOMBIANO DEL ROBO EN DOMICILIOS Y VEHÍCULOS

MAFIA PARAMILITAR EL PRINCIPAL CARTEL DE LA DROGA

COLOMBIA ZONAS DE RIESGO SEGÚN EL FOREIGN OFFICE

EXPANSIÓN DEL PARAMILITARISMO EN ANTIOQUIA

NARCOEXPORTACIÓN PRESUNTA COMPLICIDAD AEROPORTUARIA

CRIPTOMONEDA COLOMBIANA BASADA EN LA COCAINA HA DICHO CABELLO

OPERACIÓN ANTITERRORISTA COLOMBIANOS DETENIDOS EN VENEZUELA

FISCALÍA RECONOCE EL DESPLIEGUE DE LOS CARTELES MEXICANOS

DENUNCIAN UNA CRISIS HUMANITARIA Y EL GENOCIDIO EN COLOMBIA

MEDELLÍN UN MUERTO CADA DOS HORA NADA HA CAMBIADO

ESTUDIANTES VENEZOLANOS SUPERAN A LOS COLOMBIANOS

DESAPARICIONES Y ASESINATOS MEDELLÍN CIUDAD INNOVADORA

COLOMBIA EXTERMINIO DE LÍDERES SOCIALES Y CAMPESINOS

EEUU AMENAZA A COLOMBIA POR EL FRACASO ANTIDROGA

DISPARADO CRECIMIENTO DE LA PRODUCCIÓN DE COCAÍNA

DIRECTORA DE LA FISCALÍA AMENAZADA DE MUERTE

SANTUARIO DE LA CORRUPCIÓN Y LA IMPUNIDAD

PARAÍSO DEL SINDICATO MUNDIAL DEL CRIMEN

CARTELES MEXICANOS MIEDO EN MEDELLÍN

EXPORTACIÓN DE DROGA Y CRIMINALES

MODELO ESCANDINAVO DE BIENESTAR SOCIAL

DIOSDADO RETA A MARCO RUBIO EN PRESENCIA DE URIBE

MILLONES DE INDIGENTES COLOMBIANOS YA TIENEN COMPAÑÍA

CAMPAÑA ELECTORAL EN MEDELLÍN VIGILADA POR LA DELINCUENCIA

DESMEMBRAR CÁDAVERES EN COLOMBIA NO ES DELITO

INSEGURIDAD EN BOGOTÁ UN RETO EN TIEMPOS DE ELECCIONES

SEGURIDAD CIUDADANA LA ETERNA FANTASÍA DE MEDELLÍN

COLOMBIA ESTADO FALLIDO COMO AFGANISTÁN

CONTINÚAN ASESINANDO A PERIODISTAS

NARCOPARALETRINA COLOMBIANA

BOGOTÁ 1948 ORIGEN DE LA VIOLENCIA COLOMBIANA

MUERTOS EN CALI LA NOCHE DE LOS MUERTOS

PERIODISTA VIOLADA POR PARAMILITARES

ASESINABAN PERO A POQUITA GENTE

TESTIMONIO DEL HIJO DE PABLO ESCOBAR

UNOS CARDAN LA FAMA Y OTROS LA PLATA

BOGOTÁ LA CALDERA DEL DIABLO

BUENAVENTURA CAPITAL DEL HORROR

DELINCUENCIA Y MISERIA EN BOGOTÁ

ASESINADA Y DESCUARTIZADA EN BOGOTÁ

BUENAVENTURA CUNA DEL ASESINATO

MEDELLIN UNA FANTASÍA POLÍTICA

CONTAMINACIÓN EN MEDELLÍN

BUENAVENTURA COMO CIUDAD JUÁREZ

EJEMPLO DE ARQUITECTURA URIBISTA

MONUMENTO A LA IMPUNIDAD JUDICIAL

ASESINATO DE INDIGENTES EN LA CAPITAL DEL MUNDO

VERGUÉNZA EN MATERIA DE DERECHOS HUMANOS

LIMPIEZA SOCIAL EN LA CAPITAL DEL MUNDO

MEDELLÍN ENJAULA A SUS INDIGENTES

ENJAULADOS PARA ESCONDER LA MISERIA

HOMOSEXUALES VÍCTIMAS DE PARAMILITARES

BUENAVENTURA CRISIS HUMANITARIA

CALI NO ES CARACAS NO PERMITIRÁN EL BLOQUEO DE CALLES

DESAPARICIÓN DE DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS

DESMEMBRAMIENTO DE ASESINADOS EN BUENAVENTURA

IMPUNE EL NOVENTA Y CINCO POR CIENTO DE LOS ASESINATOS

MEDELLÍN ENTRE LUCES Y SOMBRAS

MUJERES Y DROGA EN LA ETERNA PRIMAVERA

INSEGURIDAD COMO AYER COMO SIEMPRE

RASCACIELOS REZUMAN A NARCOECONOMÍA

BARRIO TRISTE DE MEDELLÍN UNO MÁS

DESGARRADO POR LA DROGA Y LA MISERIA

REPORTAJE PUBLICADO EN EL PERIÓDICO DAILYMAIL

CUARENTA AÑOS DE SECUESTROS EN COLOMBIA

IMPUNIDAD EN EL TRANSPORTE PÚBLICO TRADICIÓN DE VIEJA DATA

BUENAVENTURA NO ESTÁ EN VENEZUELA CRISIS HUMANITARIA

HACINAMIENTO INHUMANO EN LA CÁRCEL DE BARRANQUILLA

CONSEJO DE ESTADO DECLARA LA CONMOCIÓN CARCELARIA

CALI LA SEXTA CIUDAD MÁS VIOLENTA DEL MUNDO

BOGOTÁ MÁS PELIGROSA QUE MICHOACÁN

MICROMUNDO DONDE IMPERA EL DELITO

CRIMEN Y MISERIA EN BOGOTÁ

RECIBEN A PEDRADAS A LA POLICÍA

INSEGURIDAD SIN TRAMPA NI CARTÓN

ARMAS DEL EJÉRCITO PARA EL CRIMEN

CARTAGENA DE INDIAS LA OTRA REALIDAD

HOMICIDIOS SECUESTROS Y NARCOTRÁFICO EN LA POLICÍA

EXTORSIÓN EN EL TRANSPORTE PÚBLICO DE MEDELLÍN

MEDELLIN HAY QUE ELEGIR ENTRE MATAR O MORIR

RIÑAS DEJAN MÁS MUERTOS QUE LA GUERRA

VEINTEAÑERO TREINTA ASESINATOS

COLOMBIA SEMPITERNA GUARIDA DEL CRIMEN

ESTADÍSTICA DE LA GUERRA EN COLOMBIA

NARCOPARAMILITARISMO IMPUNE

CÚCUTA ESTACIONES DE LA MUERTE

ATENTADO FALLIDO CONTRA DIRIGENTE SINDICAL

POBREZA Y DELINCUENCIA EN BOGOTÁ

BOGOTÁ A GOLPE DE MACHETE

NAZISMO COLOMBIANO SALE DEL ARMARIO

QUIÉNES ESTÁN DETRÁS DEL MOVIMIENTO NEONAZI

PARAMILITARES SIEMBRAN EL TERROR EN BUENAVENTURA

BUENAVENTURA EL SALVAJE OESTE DE COLOMBIA

MASACRE POSIBLE AJUSTE DE CUENTAS

CIUDAD BOLÍVAR CUNA DE LA MISERIA

INDÍGENAS VÍCTIMAS DE LA GUERRA

TRIPLE AUSENCIA DE AUTORIDAD

TREMENDA LÍDER DE UNA BANDA DE ATRACADORES

MANIFESTACIÓN CON EL CADÁVER DE SU HIJO

MATANAZA EN MEDELLÍN A LO TIJUANA

CINCO HOMICIDIOS TAMBIÉN EN CALI

DOMINGO SANGRIENTO EN BUCARAMANGA

APUÑALADO UN HOMBRE EN BOGOTÁ

CONCEJALA ASESINADA EN CIÉNAGA

SICARIOS ASESINAN A UNIVERSITARIO

ASESINADO POR UNOS ZAPATOS

ASESINARON A GOLPES A UN HINCHA

PROGRAMA DE SEGURIDAD URBANA

CERCADOS POR LA CRIMINALIDAD EN CALI

APUÑALADO EN EL DÍA DEL AMOR Y LA AMISTAD

FISCAL CAMINITO DE UNA PRISIÓN EN EEUU

INCREMENTO DE LA VIOLENCIA EN CÓRDOBA

REGIÓN DEL BAJO CAUCA SANGRE ORO Y MIEDO

PATRULLERA PUSO EN JAQUE A CINCO DELINCUENTES

FRONTERAS INVISIBLES EN CALI COMO EN MEDELLÍN

MUERTOS DESCONOCIDOS EN EL RÍO MAGDALENA

MASACRE DE HOMOSEXUALES EN CÚCUTA

SOCIEDAD COLOMBIANA VIOLENTA

ASESINATOS EN ANTIOQUIA

ASESINADO POR UNAS PLAYERAS

AMENAZAN A ESTUDIANTES DE BOGOTÁ

CÚCUTA ARDE POR LOS CUATRO PUNTOS CARDINALES

BÚSQUEDA DE ASESINOS COMO EN TIEMPOS DE PABLO ESCOBAR

NARCOCOLOMBIANOS SOÑABAN CON SER NARCOMEXICANOS

DESMANTELADO NARCOLABORATORIO EN BOYACÁ

NARCOPOLÍTICA CAMBIA DE ADMINISTRADOR DE JUSTICIA

BOGOTÁ ENTRE EL MIEDO Y LA INCERTIDUMBRE

ALCALDES DESBORDADOS POR LA DELINCUENCIA

POLICÍAS ASESINADOS EN BARRANQUILLA

CATASTRO DELICTIVO DE MEDELLÍN

MANOS ATADAS CONTRA EL CRIMEN EN COLOMBIA

DESESPERANZA EN LA ESPERANZA DE CARTAGENA DE INDIAS

VIOLENTO AJUSTE DE CUENTAS EN EL SUR DE BOGOTÁ

MASACRE EN UN APACIBLE BARRIO DE MEDELLÍN

EXTORSIÓN A LA SICILIANA EN COLOMBIA

ALARMANTE INSEGURIDAD PÚBLICA

INDIGENTE CONTRATADO POR LA MAFIA

VISITAS ILUSTRES A LA CÁRCEL DE LA PICOTA

ASESINATOS CALENTANDO EL FIN DE SEMANA

SICARIA ASESINÓ A UN COMERCIANTE

CRIMEN ORGANIZADO A SUS ANCHAS

SICARIO INFANTIL MANDACOJONES CON EL ALCALDE

MEDELLÍN Y CALI DESGRACIAS PARALELAS

DELINCUENCIA EN BUENAVENTURA

HAMPA EN CARTAGENA DE INDIAS

CALI INVASIÓN DE MENDIGOS

CORRUPCIÓN Y POBREZA EN CALI

MASIVO ASESINATO DE COLOMBIANAS

COLOMBIANOS DESAPARECIDOS

DESAPARECIDOS EN CALI

VOCES DEL SECUESTRO

SECUESTRO EN COLOMBIA

SECUESTRO UNA LACRA SILENCIADA

FOSAS COMUNES EN BOGOTÁ

TESTIGO DIRECTO

ASESINO NIEGA LOS HECHOS

ASESINAN A LETRADA EN CÓRDOBA

ASESINAN A OTRA ABOGADA EN CÚCUTA

DOS MUERTOS EN ASALTO EN BUENAVENTURA

CONMOCIÓN POR EL ASESINATO DE MUJERES

MASACRAN A UNA FAMILIA EN TUMACO

CONTINÚA ASESINATOS DE MENORES

RACHA DE CRÍMENES EN CORDOBA

DESAPARACIÓN DE MUJERES EN BUENVENTURA

CUADRUPLE ASESINATO DE MUJERES EN ANTIOQUIA

CORRUPCIÓN EN LA DIRECCIÓN NACIONAL DE ESTUPEFACIENTES

ASESINADA DIRIGENTE DE INDIGENTES Y DESPLAZADOS

ENTREVISTA DIRECTOR DE LA AGENCIA ANTIDROGA

MASACRES TEMOR EN LA REGIÓN DEL PACÍFICO

MASACRE EN LORICA CUATRO ASESINATOS

NEGOCIO DEL ORO MANCHADO DE SANGRE

CADÁVERES EN LA ESCOMBRERA DE MEDELLÍN

URIBE RECHAZA ESTADO DE CONMOCIÓN INTERIOR

BOGOTÁ PARAÍSO DE LA IMPUNIDAD HOMICIDA

UN MUERTO DIARIO SÓLO EN CÚCUTA

REGRESÓ EL TERROR A CÓRDOBA

SICARIA BARRANQUILLERA

NARCOTRÁFICO VEINE AÑOS DESPUÉS

NACIONES UNIDAS Y VIOLENCCIA EN BUENAVENTURA

CRÍMENES CON ARMAS DEL EJÉRCITO

CASAS DEL TERROR EN MEDELLÍN

SUBASTA DE MUJERES VÍRGENES EN MEDELLIN

CARTAGENA DE INDIAS MERCADO DE LA TRATA

COMPLICIDAD DE EMPLEADOS Y VIGILANTES

PUTUMAYO RÍO ABAJO CONTRA EL OLVIDO

VÍCTIMAS DE DELITOS INFORMÁTICOS

IMPUNIDAD POR FALTA DE EFICACIA

PROCESO 8000 NARCOESTADO

TESTIMONIO DEL CARTEL DE CALI

IMPUNIDAD TUMACO BOTÓN DE MUESTRA

PEDRO ALONSO LÓPEZ UN ASESINO EN SERIE

TOLERANCIA BOGOTANA CON LA CORRUPCIÓN

REPARAR A MILLONES DE VÍCTIMAS DE LA GUERRA

ESTADO DE DESECHO BLANCO SOBRE NEGRO

NARCOESTADO AMENAZA CONSTANTE

EXCONGRESISTA SECUESTRADO Y ASESINADO

AGENTE DE LA DEA MUERTO TRAS PASEO MILLONARIO

MAFIAS EN EL CENTRO DE BOGOTÁ

PASEOS MILLONARIOS

BLANQUEADORA DE DINERO PROCEDENTE DE LA MAFIA JAPONESA

ESPOSO DE LA PERIODISTA MARLENY FANDIÑO ALDANA

PERIODISTA REVELA SU MARTIRIO EN LA CÁRCEL

DISFRUTANDO LA LIBERTAD EN UNA PLAYA

MENORES EN LA GUERRA

COLOMBIA UN PAÍS DE ASESINOS

BELLA SICARIA DEL CARIBE

IMPORTACION DE DROGA SINTÉTICA EUROPEA

MERCADO DE BAZURTO EN CARTAGENA

MICROTRÁFICO EN COLOMBIA NEGOCIO EN AUMENTO

OLEADA DE ASESINATOS DE ANCIANOS EN CALI

MEDELLÍN UN CUENTO DE HADAS DE LA OLIGARQUÍA

CENTRO DE MEDELLÍN UNA BOMBA DE RELOJERÍA

RICACHONES NO QUIEREN FORASTEROS

TUMACO UNA CIUDAD SOBRE LA BASURA

INFIERNO EN CARTAGENA DE INDIAS

CARTAGENA DOS CIUDADES

SECUESTRO DE ESPAÑOLES EN LA GUAJIRA

CRÓNICA DE LOS TURISTAS ESPAÑOLES

DESIERTO DE LA GUAJIRA

TIERRA DE BANDIDOS

RIFIRRAFE ENTRE SANTOS Y URIBE

GOBERNADOR EN LA LISTA NEGRA

ANTIGUO EMBAJADOR DE ÁLVARO URIBE

ASESINATO E INDIFERENCIA EN LA FISCALÍA

INVESTIGACIÓN POR TENTATIVA DE ASESINATO

FOTOGRAFÍAS DEL BRONX COLOMBIANO

MODÉLICA CÁRCEL MODELO DE BOGOTÁ

CÁRCEL MODELO DE BOGOTÁ II PARTE

QUIÉN NO QUISIERA COMPARTIR REJAS CON ELLA

NIÑOS FALLECIERON EN MEDELLIN POR SER POBRES

PROSTITUCIÓN DE MENORES EN LAS PRISIONES

CORRUPCIÓN Y AVARICIA DE LA OLIGARQUÍA

AUMENTAN LOS SUICIDIOS DE ANCIANOS

ANTIOQUEÑOS SIN DERECHOS HUMANOS

ABANDONO DE NIÑOS EN COLOMBIA

HAMBRE Y CRIMEN EN PEREIRA

CALDO DE CULTIVO DEL CRIMEN

BOGOTÁ MISERABLE

EXPLOTACIÓN DE MENORES

NIÑOS DE LA CALLE EN BOGOTÁ

NIÑOS MUERTOS POR DESNUTRICIÓN

ANCIANOS Y ENFERMOS ABANDONADOS

MULTINACIONALES ESPAÑOLAS Y CONNIVENCIA CRIOLLA

INDIGENTES REPUDIADOS EN CARTAGENA DE INDIAS

INFAMIA EN LA TURÍSTICA CARTAGENA DE INDIAS

PREMIO ESPAÑOL CONTRA LA DISCRIMINACIÓN

LA DISCRIMINACIÓN VIAJA EN AVIANCA

MASACRAN A UNA FAMILIA EN TUMACO

MASACRE EN BARRANQUILLA

ASESINATOS EN CORDOBA

CALABOZOS EN LA INNOVADORA MEDELLÍN

MEDELLÍN FRUSTRADA SEDE OLÍMPICA

LIBERTAD DE PRENSA EN MEDELLÍN

MORAVIA UN ENORME BASURERO

JÓVENES SICARIOS DE MEDELLÍN

EMBELLECIMIENTO PARA EL TURISMO

PICADERO EN EL OTRORA MODÉLICO METRO

MEDELLÍN ENTRE FANTASÍA Y LA REALIDAD

24 HOMICIDIOS OFICIALES EN 48 HORAS

SEMANA SANTA SANGRIENTA

IDENTIFICAN CADÁVERES DESMEMBRADOS

CRUELDAD EN EL ASESINATO DE DOS MENORES

TREINTA Y TRES ASESINATOS EN 48 HORAS EN MEDELLÍN

MEDELLÍN EL CUENTO DE NUNCA ACABAR

PRESIDENTE DE COLOMBIA ENTRE MUJERES EN BRAGAS

MEDELLÍN A PESAR DEL NARCO URIBE 82 MERECE UNA VISITA

CANDIDATURA A LOS JUEGOS DE LA JUVENTUD 2018

SECULAR ENFRENTAMIENTOS ENTRE BANDIDOS

ESTRENAN AGENCIA CONTRA EL CRIMEN

MODELO ASESINADA EN AJUSTE DE CUENTAS

MODELO CAROLINA ARANGO GERALDINO

MASACRE EN NOCHEVIEJA

EXPANSIÓN DEL NEOPARAMILITARISMO

SEPELIO DE LA NIÑA FALLECIDAD POR UNA BALA PERDIDA

MEDELLÍN LA CIUDAD CON MÁS BALAS PERDIDAS

FANTASÍA EN MEDELLÍN POLÍTICA DE ESTADO

FELICITAN EL CUMPLEAÑOS DE UNA INDIGENTE BOGOTA

MEDIA TONELADA DE COCAÍNA EN MANOS DE MILITARES

AVIÓN MILITAR TRANSPORTABA ALIJO DE DROGA

QHUBO LA OTRA CARA DE LA TACITA DE PLATA

SOY JENNIFER RESTREPO SI TE GUSTO ÉCHAME UN VOTO

SANTUARIO DE LA VIRGEN DE LOS SICARIOS

CRÍMENES Y SUCESOS EN MEDELLÍN

SERGIO FAJARDO VENDIENDO HUMO EN ESPAÑA

UN MANDELA EN MEDELLÍN DICE FAJARDO

MEDELLÍN LOS HIJOS DEL DESPLAZAMIENTO

FANTASÍA DE SERGIO FAJARDO LA TRISTE REALIDAD

ASESINATO EN LA ESPAÑOLA O LA RESISTENCIA A LA PAZ

PARACOS CAMBIAN DE TÁCTICA PARA CAMUFLARSE

ASESINATO Y DESPLAZAMIENTO DE CAMPESINOS

MORAVIA OTRA FANTASÍA DE SERGIO FAJARDO

HONRAS FÚNEBRES Y RECOMPENSA

FRACASÓ SERGIO FAJARDO

ARSENAL DEL CRIMEN ORGANIZADO

HACE UNA SEMANA IBAN SIETE BAJAS

PERO YA SUMAN DIEZ RAPEROS ASESINADOS

CAYÓ JUAN CAMILO NARANJO MARTÍNEZ EL GOMELO

ASESINATO DE TRES POLICÍAS EN LA COMUNA 8

NINGUNA ZONA SE LIBRA DEL CRIMEN

SIGUEN MATANDO A RAPEROS

CABECILLAS Y ARSENAL DE LOS RASTROJOS

BAJO EL ASEDIO DE LOS PARACOS RECONVERTIDOS

INFIERNO CRIMINAL EN EL DEPARTAMENTO DE ANTIOQUIA

MASACRE DE CAMPESINOS EN SANTA ROSA DE OSOS

DINERO Y ARMAS A LAS BANDAS CRIMINALES

CADÁVERES EN EL RÍO DE MEDELLÍN

BACRIM SACUDEN ANTIOQUIA

OPERACIÓN ORIÓN X ANIVERSARIO

MUJERES VÍCTIMAS DE LA OPERACIÓN ORIÓN

SICARIOS INFANTILES POR TRES DÓLARES

CRIMEN ORGANIZADO EN COLOMBIA

CRIMEN Y MISERIA EN MEDELLÍN

MEDELLÍN LA MAYOR FOSA COMÚN URBANA

MUERTOS EN LOS RÍOS UNA ENORME FOSA COMÚN

UN MUERTO RÍO ABAJO PASA CADA DÍA PASA POR MEDELLÍN

MEDELLÍN UNA ENORME FOSA DE DESAPARECIDOS

AZOTE DEL CRIMEN INCLUSO EN LAS CATÁSTROFES

POLICÍA COMPLICIDAD CON LA DELINCUENCIA

PACTO ENTRE NARCOPARAMILITARES RECONVERTIDOS

PARAMILITARISMO RECONVERTIDO AZOTE DE MEDELLIN

LETRADO ASESINADO TESTIGO DEL ESPIONAJE

ASESINATO DE MUJERES EN MEDELLÍN

FOTOS DEL MEDELLÍN CRIMINAL

MEDELLÍN DE LA FALSA ESPERANZA AL TERROR DE SIEMPRE

PRESIDENTE LE DECLARA LA GUERRA A LA DELINCUENCIA

INTOLERABLE CULTURA DE LA VIOLENCIA INFANTIL

MENORES ENTRE LAS BALAS PERDIDAS

TRATA DE MUJERES EN MEDELLÍN

PRESENCIA DE LA CRUZ ROJA

COMUNA 13 DE NUEVO BAJO EL FUEGO

TERROR EN LA COMUNA DE MANRIQUE

DESPLAZAMIENTO DE FAMILIAS

EMPEÑADOS EN OCULTAR LA VERDAD

POLICÍAS IMBERBES VS AVEZADOS CRIMINALES

VIAJANDO CON LA MUERTE EN MEDELLÍN

ALUMNOS Y ESCUELAS BAJO LAS BALAS

INCIERTO FUTURO DE LOS NIÑOS

ALARMA POR LA GUERRA ENTRE BANDAS

MENORES ATRAPADOS ENTRE LA BALACERA

MASACRE CON VÍCTIMAS INFANTILES

MADRE DELATÓ A UNA HIJA ASESINA

ASOCIACIÓN DE POLICÍAS Y BANDIDOS

POLICÍAS ALIADOS DE LOS SICARIOS

CIUDADANO ESPAÑOL DESAPARECIDO

MASIVA DESERCIÓN DE ESCOLARES

MASACRE EN UN BARRIO APACIBLE

SEMANA DE LA VERDAD EN ANTIOQUIA

MUERTE EN LA SIERRA DE CAICEDO

TRIPLE ASESINATO EN MEDELLÍN

DEMOLIDA UNA CASAS DEL TERROR

VIERNES SANGRIENTO EN ITAGUÍ

ARTE Y LITERATURA CONTRA LA VIOLENCIA

FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA

TERCER CONGRESO IBEROAMERICANO DE CULTURA

AGENDA CULTURAL Y TURISMO

MUSEO DE ANTIOQUIA

MEDELLÍN UNA CIUDAD PARA DESCUBRIR

MEDELLÍN LA ETERNA PRIMAVERA

MEDELLÍN COMO EN TIEMPOS DE PABLO ESCOBAR

MARIA AUXILIADORA LA VIRGEN DE LOS SICARIOS

MASACRE EN UNA DISCOTECA DE ENVIGADO

VALENCIANO DETRÁS DE LA MASACRE

BONILLA OROZCO ALIAS VALENCIANO

DESCUARTIZAMIENTO DE CADÁVERES

URGEN MEDIDAS DE SEGURIDAD

COMUNA 13 EL HORROR NO HA DESAPARECIDO

PRADO OCUPADA POR DELINCUENTES Y PROSTITUTAS

IMÁGENES DEL QUERIDO PRADO CENTRO

HISTORIA E HISTORIAS DE PRADO

GUERRA ENTRE PANDILLAS DESANGRA A MEDELLÍN

IMPUNIDAD Y SICARIATO INFANTIL EL CÁNCER DE COLOMBIA

VISADO EN MEDELLÍN PARA CRUZAR DE BARRIO

MEDELLÍN RESISTE EN LOS CERROS

ELECCIONES BLINDADAS

DESCUARTIZAMIENTO DE NIÑOS

SANGRIENTA DISPUTA ENTRE BANDAS

ASESINATO DE ANTIGUOS DESPLAZADOS

MEDELLÍN VOLVIERON LOS ENTIERROS CON MARIACHIS

ADOLESCENTE TORTURADO Y ASESINADO

INVESTIGAN ASESINATO DE MUJERES YARUMAL

OLEADA DE ASESINATOS DE MENORES EN MEDELLÍN

CIUDADES BAJO UNA OLEADA DE HOMICIDIOS

TASA DE HOMICIDIOS SE HA DUPLICADO

En un opaco miércoles de agosto de 2006, el estudiante de derecho Haider Ramírez se levantó a las 5 de la madrugada, llevó a su esposa, Liliana, al trabajo y a su hija de 6 años al colegio. Estaba malgeniado. Vestía de forma inusual: pantalón gris de lino y camisa azul. Liliana lo vio ese 28 de agosto particularmente irritado. A las 8 de la mañana, llegó al barrio Villa Laura. Se bajó de su Chevrolet Sprint y comenzó a caminar hacia su oficina de Corapaz, la organización barrial de la Comuna 13 que dirigía. Avanzó pocos metros. Dos hombres motorizados lo alcanzaron. Cuando lo tenían cerca, lo balearon. El líder social de la comuna quedó tirado boca abajo en la calle. Antes de las 9 de la mañana la noticia de su muerte ya se había regado por toda la ciudad. Ramírez, aspirante al Concejo de Medellín de 39 años, había sido asesinado. Y el lugar de los hechos era su propia comuna. Por 20 años había sufrido cada calle de sus 14 barrios. Las conocía hasta en lo más íntimo. Su muerte significaba lo que muchos no se atrevían a decir. Era el reencuentro de sus habitantes con el miedo. Era la historia volviéndose sobre sí misma con convulsa insistencia. De nuevo el barrio militarizado, al igual que en 2001, cuando el gobierno lanzó su Operación Orión para arrebatarles el reino de plomo que habían fraguado allí milicias guerrilleras y paramilitares. Entonces, las imágenes de televisión de esas laderas parecían las de una guerra entre naciones: soldados atrincherados detrás de arsenales en las casas, tanquetas desfilando por las empinadas calles, helicópteros Black Hawck sobrevolando los techos y las cabezas de niños y ancianos. La gente atendía la recomendación oficial: “No asomarse por las ventanas”. Ahora, la guerra no se ve casi de día. El temor ha colonizado, por ahora, la noche. Desde que Haider fue asesinado, las historias de antes se repiten. La gente ha comenzado a denunciar que han retornado bandas nocturnas que controlan las calles, extorsionan, vigilan el expendio de drogas. Tres grupos de muchachos se disputan los barrios de esta montaña: Los cuquitas, Los victorinos y El combo. Hace 20 días el presidente Álvaro Uribe estuvo en la cancha de fútbol de El Salado, al occidente de la Comuna. Anunció que 500 nuevos policías vigilarían Medellín e invitó a la tranquilidad. Pero a los habitantes les cuesta trabajo aceptarle la invitación. Uno de ellos, Ramón Serna*, le contestó entre dientes al Presidente: “Por qué no viene de noche y nos dice lo mismo”. En El Salado ya tienen una estrategia para asegurase la tranquilidad. Ocultarse. Encerrarse en sus casas después de las 8 de la noche. Caminar las calles después de esa hora resulta una osadía. Aunque los funcionarios de la Alcaldía digan a don Ramón que hay menos muertos ahora que el año anterior, él asegura que si se atrevieron a “tocar“ a Haider, se atreverán a tocar a cualquiera. “No son necesarios los muertos para tener miedo, apunta mientras camina por una de las aceras empinadas de su barrio. Es que al miedo nadie le puso calzones y yo no necesito que me saquen un arma para sentirme amenazado”. Lo dice con tono irónico ara referirse a algunos vendedores de su barrio que están siendo vacunados por el Combo. Cada semana este grupo de jóvenes, todos menores de 18 años, cobran 5.000 pesos y al comerciante que se resista a darlos, lo amenazan. Pero ser comerciante o vendedor no es el único requisito para merecer una advertencia de estas bandas. El caso del carismático Haider lo demuestra. Otros líderes de la comuna ya comenzaron a huir por amenazas. Dos de ellos pidieron además, protección al Estado. En otro barrio de la Trece, Las Independencias, transitar de noche resulta un acto heroico. El ingreso y la salida a sus cuadras son controlados por hombres armados que administraban cada una de las calles. La descripción del secretario de Gobierno, Gustavo Villegas de la situación resultó ser una buena radiografía: “Yo no me voy a meter a Las Independencias a esta hora (las 7 de la noche), ni por el berraco”. El pavor resucitó como un efectivo y macabro protagonista en la historia de estos barrios. Alfredo Jiménez*, comerciante, fue apuñalado hasta la muerte en su barrio Nuevo Amanecer, al suroccidente de Medellín, en límites con la Comuna 16. Desplazado del Urabá como la gran mayoría de sus habitantes, don Alfredo vivía con su familia y era dueño de una de las cuatro tiendas del barrio. Nadie sabe por qué lo mataron. “Cualquier cosa puede ser un motivo”, dice Daniel Bustamante*, un habitante del barrio. Un ayudante del tendero también fue apuñalado pero pudo salvarse. No quiere regresar. Él sabe mejor que nadie lo que significa la noche por esas calles. Es el desasosiego que obliga al encierro. Al igual que en la Comuna 13, este asesinato de hace tres semanas develó lo que ha venido ocurriendo en Nuevo Amanecer, un barrio con apenas dos años de fundado, pero cuyos integrantes llevan seis sufriendo de miedo. La mayoría de sus 2.800 habitantes son antiguos vecinos de la Mano de Dios, un asentamiento de desplazados que el 31 de julio de 2003, se incendió por completo y obligó al gobierno a reubicarlos. Sus pobladores estaban convencidos de que era el comienzo de una nueva vida. Por eso bautizaron el barrio Nuevo Amanecer. La desilusión vino pronto. Cualquier visitante pensaría que el barrio es la localidad perfecta para una película de terror. Son 217 casas apeñuscadas y divididas en cuatro filas horizontales y 4 verticales; el alumbrado público a media luz, calles empolvadas, sabanas grises utilizadas como cortinas, ventanas rotas, muros sin revocar, una cancha de fútbol miniatura y con un solo arco y una carpa amarilla que sirve como salón de clases a un colegio sin nombre. A veces, durante las noches de los viernes o los sábados, algún equipo de sonido deja escapar un reguetón y se puede ver a un adolescente cortejando a su vecina en la última pared del barrio. El amanecer es casi siempre siniestro en Nuevo Amanecer. Queda a la luz el saldo de la noche. Después del incidente del tendero, el domingo 22 de octubre, Daniel se atrevió a salir de noche. Antes de las 10 se le acercó un hombre y señalándolo con el dedo le dijo: “Tenemos que matar a este hijueputa. Tenemos que matarlos de una vez a estos negros”. Daniel, pensando que podría correr la misma suerte del hombre que fue apuñalado hacía ocho días, tragó saliva y alzó las manos como si se tratara de una requisa. El otro dejó de señalarlo y se fue sin decir más palabras. Daniel retornó a su encierro y comprobó, en carne propia, que la noche es una prohibición. Pero la de Daniel es sólo una de las tantas historias con la que fácilmente podría completarse una antología de cuentos para no dormir. En mayo de este año un bebé de nueve meses se salvó de ser aventado por las escaleras más empinadas del Nuevo Amanecer. Dos hombres llegaron de noche a su casa preguntando por don Joaquín para matarlo y como no tuvieron respuesta cogieron al niño, lo metieron en un costal y lo levantaron sobre sus cabezas para lanzarlo escaleras abajo. Una vecina les suplicó que no lo hicieran porque ese no era el hijo del señor que estaban buscando. Los dos hombres, que vestían de negro, le creyeron y dejaron al niño en la puerta de la casa. Al otro día, en la madrugada, don Joaquín y su hijo huyeron. El pasado 11 de octubre se realizó un consejo de seguridad y la comunidad expuso su colección de quejas. Después de escucharlos, la Alcaldía rentó por 200.000 pesos, la casa del tendero asesinado y se comprometió a crear allí una Casa de Justicia. La Policía asignó una patrulla permanente para el sector. A Yaneth Mosquera* le cuesta trabajo confiar en que las cosas mejoren con esos compromisos. Habla de falta de trabajo y educación.: “¿Tengo que vivir con mis victimarios?”, se pregunta y recuerda que en el barrio viven 28 desmovilizados de la AUC, además de los líderes de la banda Los negros, quienes hacen de la intimidación la mejor herramienta para gobernar Nuevo Amanecer. Yaneth cuenta, además, que aún después del consejo de seguridad, siguieron apareciendo caras desconocidas en el barrio. Han subido carros y motos que nunca antes se veían. Han hecho disparos al aire. En la noche ya nadie ve nada. El tiempo se detiene. En Altos de la Torre, el barrio más perdido de la ciudad, también hubo ya un asesinato de alerta. Hace un mes, después de media noche, fue baleado un tendero en su propia casa. Hace tres domingos un grupo de muchachos comenzó a hacer disparos al aire muy cerca de la escuela. En ese barrio, un desafío a la gravedad, la policía es un acto de fe. No suben buses ni taxis ni carros particulares. Tan sólo algunas motos logran llegar hasta la escuela, en la parte baja. Es la única, con cinco salones, en uno de los cuales dan clases a los de séptimo y a los octavo al tiempo. Más arriba sólo se llega a pie, subiendo escaleras de cemento o por trochas pantanosas. Las casas están amontonadas unas sobre las otras. Las 2.000 personas que habitan allí comparten un sólo teléfono. Las mangueras del acueducto viven reventadas. Cuando se inventaron en la Alcaldía los lemas Medellín está en Obra y Medellín, la más educada no estaban pensando en Altos de la Torre. La noche en ese barrio es el escenario perfecto para los bandidos. Es, a la vez, un palco ideal desde dónde divisar el Valle de Aburrá y el mejor escondite de Medellín. Poca luz, difícil acceso, comunidad atemorizada, ninguna autoridad. ¿Qué más pueden pedir los delincuentes? Ya se habla de la visita nocturna de hombres encapuchados, armados y vestidos de negro como la noche. Los han visto en la escuela, por las escalas que llevan a la parte más alta del sector y por la gran torre de energía que divide en dos al barrio. Nadie sabe con certeza quiénes puedan ser los nuevos visitantes. Algunos vecinos dicen que son guerrilleros de las Farc que bajan desde la montaña lindante con el municipio de Santa Elena y aprovechan los mejores atributos de Altos de la Torre: que nadie lo encuentra y que después de las 6 de la tarde, nadie lo sube. Patricia Marroquín* vive allí desde niña, es una mujer teñida por el sufrimiento. Aunque desde hace cuatro meses no sale de su casa de noche, ella se volvió noctámbula. No duerme pensando que los hombres de negro van a bajar de la montaña y se le van a llevar a alguna de sus hijas. Abrir la única ventana de su casa es una prohibición y quedarse en la casa, una orden. No es delirio de persecución. ”Es el miedo que nos encierra, susurra. Prefiero pasar toda la noche con mis hijas viendo televisión que dando papaya en la calle” dice mientras peina a la menor de su hijas. Es un barrio de advertencias. Otro, que de noche está vetado en Medellín. La gente expresa su ansiedad en todos los tonos posibles. Volver chiste lo que les pasa alivia la tensión. Ya saben que cuando llaman a la Policía, allá les responden: “¿En dónde es que queda eso?”. Entonces bromean: ¿Quién va a cuidar a los Policías en este barrio tan oscuro y empantanado? Una vecina de Patricia, que prefiere no decir su nombre, cree que tienen un problema principal: “Que el barrio se acostumbró a tener dueños”. Desde que la guerra del Urabá los desplazó en 1996 y eligieron a esta ladera para acomodarse, las personas de Altos de la Torre han vivido bajo el mandato de la guerrilla, los paramilitares y la delincuencia común. Ha sido una disputa eterna para probar quién es el más fuerte. Hoy se habla de J. J. Hidalgo como el más poderoso. Amo y señor de la noche y de las amenazas. Todos hablan de él con sigilo. Su nombre se pronuncia a puerta cerrada en sus casas. Él hace de juez y dicta las normas de comportamiento: las formas de vestir, los horarios de diversión, quién puede fumar marihuana y manda a castigar a los ladrones. Al preguntarle al comandante de la Policía Metropolitana, coronel Marco Antonio Pedreros, sobre la situación del barrio, esta fue su respuesta espontánea: “¿En dónde queda Altos de la Torre?”. Sería cómico si no fuera trágico. La noche de Medellín se tiñe de miedo. A esa hora la ciudad parece ingobernable. Los habitantes de muchas de sus calles hablan de la noche como si fuera la misma maldad. Los grupos ilegales están reapareciendo en la oscuridad. En la Trece, en Nuevo Amanecer o Altos de la Torre las historias se copian unas a otras. Matones detrás de las sombras que han devuelto a la gente al encierro, del que había descansado por unos meses. Nadie, ni las organizaciones sociales, ni los líderes barriales, ni la comunidad, quiere que la historia se devuelva. La intimidación en estos y otros barrios es el preludio de la misma película que han visto por 20 años. Nadie quiere que vuelva a comenzar. Revista Semana.

La violencia es el primer factor de infelicidad en una sociedad. La tranquilidad es como la respiración para el ser humano: el aire pareciera no existir, pero cuando falta, desaparece la vida. Donde hay violencia, la seguridad se convierte en derecho fundamental de primera generación, por encima de los bienes materiales. Ante tanto sufrimiento que ha vivido la nación, la sociedad clama seguridad, y pide a gritos autoridad como virtud de la democracia y como mandato imprescindible para quienes ejercen el poder. Gobernante que sea laxo con los violentos, que permita que florezcan atropellos contra las libertades públicas y los ciudadanos, incumple su ética de gobernante y le hace un gran mal a la sociedad. Así como hay fuentes de electricidad y de agua que surten a todo un país, así también, hay espacios que los violentos seleccionan para extender la violencia a toda una ciudad. La Comuna Trece es un bello balcón de Medellín desde donde ilegales lo quieren utilizar como semilla germinadora de violencia urbana. Son muchas las variables que la hacen provocativa para los ilegales: Es camino de paso de los alzados en armas; lo cruza un oleoducto apropiado para robo y comercio ilegal de combustibles; hay confluencia del negocio maldito de la droga; los accesos vehiculares son precarios; y la inversión social de la zona ha sido por años insuficiente para una calidad de vida digna. Por muchos años, y hasta el 2002, allá se disputaban el territorio un salpicón de la violencia: guerrilla, paramilitares, comandos armados del pueblo, bandas expendedoras de drogas y sofisticados grupos de delincuencia común. Era una comunidad llena de zozobra, censurada. La gente era esclava de los agentes violentos. El 46% de sus habitantes huyeron desplazados; los que se quedaron, dormían debajo de sus camas por los tiroteos. Las propiedades no tenían valor comercial. Casa que se abandonaba casa que se erigía como cuartel. A las calles les arrancaban su identificación urbana. La telefonía de EPM fue desconectada por los violentos, y monopolizaron las comunicaciones para fortalecer una guerra de posiciones y evitar intromisión de agentes externos de fuera de la zona. En la Comuna Trece no existía una comunidad libre, pues estaba amedrentada y sometida por la fuerza. La ciudadanía no tenía voz. No podía opinar. Los líderes cívicos eran asesinados, secuestrados o expulsados violentamente. No había espacio para la civilidad. Las libertades públicas estaban encadenadas. El conflicto de la Comuna Trece no era entre la comunidad y el gobierno; era entre los mismos actores armados que se disputaban el territorio y que querían extender su ley a toda la ciudad. La pobreza de la zona no era la razón esencial del conflicto. Para vivir en paz no hay que solucionar todas las carencias materiales, pues sería paz para nunca. Y paz para nunca no es una propuesta política ni social. A finales del 2002 la Comuna Trece se pacificó. Más de mil policías y soldados del ejército controlaron el área y allí permanecieron. Se encontraron fábricas de armas; casas desoladas; colegios convertidos en centro de operaciones de guerra, donde no se escuchaba el himno patrio sino que eran obligatorios los cánticos de los alzados en armas. Se hallaron carros bombas, carros robados, numerosos secuestrados. En fin, era un territorio de humillación a la libertad y un monumento a la ilegalidad y violación de los derechos humanos en el corazón de la ciudad. Cuando se pacificó la Comuna Trece inmediatamente se empezó a aliviar la ciudad. En el año 2003, hubo 2200 homicidios menos que en el 2002, cifra humana sin antecedentes. Luego en el 2004 y 2005 los homicidios disminuyeron en un porcentaje muy sobresaliente. Desde allí empezó la ciudad a salir de esa peste brutal de la violencia. La Paz es como el amor, todos los días hay que cuidarlo. Si el Gobierno se vuelve laxo o desestima la autoridad, regresa la violencia. El dolor y el miedo están regresando a la Comuna Trece. La gente se ve intimidada, censurada, llena de miedo. Acaba de ser asesinado Haider Ramírez, un líder cívico ejemplar, gran amigo de propósitos nobles. Parece que una sociedad enferma no resiste los hombres buenos; los mata, los expulsa. Ver caer al líder derrumba las esperanzas de un pueblo. Hay más. El Ejército ha librado más de 6 combates en la zona en el 2006. Hay preocupación porque se ha dicho que van a sacar al ejército de la zona; la gente ha aprendido a querer a sus soldados. Hay quejas de comercio ilegal de drogas intenso. Volvieron bandas que impiden a los ciudadanos circular libremente en la comuna; bandas impiden libre paso de un barrio a otro. La Comuna Trece se está enfermando de nuevo. Hay vientos extraños. Hay asesinatos en cadena. Se respira miedo. Se siente la presencia invisible de manos negras que mantienen una persecución perceptible contra las organizaciones civilistas sobresalientes. Decía Lleras Camargo que hay que respetar el pasado, que hay que sentir reverencia por el pasado, que no existe obra de gobierno importante para una sociedad sino se respeta el pasado. Medellín tiene que ser la ciudad más pacífica de América Latina. Medellín no puede perder su norte de pacificación iniciado en el pasado. Si a la Comuna Trece regresa el dolor, el miedo y la guerra de posiciones de los violentos; la zozobra y el crimen volverán a toda la Ciudad. Luis Perez Gutiérrez (ex alcalde de Medellín).

Luego del homicidio de su primer hijo, en agosto del año pasado, Claudia* tomó fuerzas para denunciar a dos desmovilizados de las Auc que hoy están en prisión. Desde entonces, no dejó de recibir amenazas que aumentaron su tragedia el 6 de enero pasado, cuando su segundo hijo fue acribillado en una calle de San Javier. El adolescente hace parte de la lista de 15 personas asesinadas el mes pasado en cinco barrios de la comuna 13: Las Independencias (sectores I, II y III), 20 de Julio, El Salado, Belencito y Villa Laura. Claudia pasó a engrosar las cifras de desplazados urbanos, pues pese a que contaba con protección de la Policía, las amenazas continuaron. Tuvo que sacar del sector a los dos hijos menores de edad que le quedaron y luego se marchó. Control territorial Las condiciones que permitieron el florecimiento de los grupos armados en cinco barrios de la comuna 13 de Medellín siguen presentes y podrían explicar la aparición de estas nuevas manifestaciones de violencia en la zona. La lucha por el control territorial entre grupos armados ilegales sigue su curso, a pesar de las operaciones militares que permitieron una recuperación institucional de la comuna, luego de varios años de enfrentamientos entre Farc, Eln y Comandos Armados del Pueblo (Cap) con las Auc. Ese control, que deriva en el manejo de los recursos provenientes de actividades ilícitas, como la venta de estupefacientes y el tráfico de armas, así como del cobro de extorsiones a comerciantes y transportadores, sería la causa de los nuevos hechos de sangre. Así se desprende de la investigación realizada por el Grupo de conflictos y violencia, adscrito al Instituto de Estudios Regionales de la Universidad de Antioquia (Iner). En el grupo participan investigadores de las universidades de Antioquia y Medellín, así como de la Corporación Región y del Instituto Popular de Capacitación, que analizaron el caso de cinco barrios de la comuna 13 para explicar las causas del conflicto que se había dado por terminado luego de la Operación Orión, en octubre de 2002. Pablo Emilio Angarita, director del grupo que presentará su investigación a mediados de este año, dijo que el problema es que en la comuna se realizó una recuperación parcial de la institucionalidad. Según el investigador, durante la operación Orión y desde entonces, los grupos paramilitares han ejercido presión en la comunidad a pesar de la presencia de la fuerza pública. El comandante del batallón de Ingenieros Pedro Nel Ospina de la IV Brigada, coronel Édgar Ávila, que cuenta con 180 hombres en la comuna 13, sostuvo que es "muy atrevido decir que hay paramilitares en esos barrios". Según el oficial, la gente podría estar confundiendo a los desmovilizados con paramilitares. "No entienden que ellos están en un proceso y los ven figurando en los barrios, los ven en reuniones, los ven como mandando o tratando de organizar a la comunidad", dijo el militar. De acuerdo con el coronel, lo que hay en la zona son grupos de jóvenes manipulados por adultos que los mandan a cobrar vacunas y a vender drogas. Para el oficial, la violencia en la comuna está ligada con esta actividad. En sus denuncias, Claudia mencionó que algunos desmovilizados estarían reclutando a los menores de edad para que realicen actividades ilícitas. Orlando Jaramillo fue asesinado afuera de su casa en Independencias III, el pasado 29 de enero, un par de días después de haber golpeado a una menor de edad a la que acusó de ser un 'carrito' de los miembros de una banda de ese sector. El secretario de Gobierno de Medellín, Gustavo Villegas, negó que exista reclutamiento y aseguró que las autoridades no tienen denuncias sobre escuelas de entrenamiento para menores de edad. El grupo de investigadores descubrió que en esos cinco barrios de la comuna 13 persiste el modelo de la fuerza, el arquetipo del hombre armado que se mantiene desde aquellos que lucharon contra las bandas, los milicianos que controlaron el sector, los paramilitares que los combatieron y ahora la presencia de la Policía y el Ejército. El reto, dijo Angarita, consiste en modificar el modelo y cambiar las condiciones que permiten que la guerra se recicle con nuevos combatientes. Para Claudia eso ya no pudo ser. El último ataque lo sufrió el pasado 4 de febrero cuando, luego de la visita cotidiana de los agentes de Policía que le brindaban protección, desconocidos lanzaron un petardo contra su vivienda. Ella cree que ahora es tiempo de correr. "No podemos denunciar nada ¿Cuándo se acabará esta ley del silencio?", dijo mientras empacaba sus cosas. Propuesta ciudadana trata se abrirse paso Pablo Emilio Angarita, director de grupo de investigación que estudió el conflicto en cinco barrios de la comuna 13, aseguró que hay grupos de jóvenes y adultos que pugnan por una participación ciudadana pacífica y reclaman presupuesto y apoyo al Municipio para actividades de construcción de ciudadanía. Según Angarita, “la gente ha sido muy crítica con las propuestas de tipo militar, incluida la del Estado” y por ello recomienda a la administración municipal el apoyo para este tipo de esfuerzos. “La presencia policial es indispensable y reconocida por las comunidades que la recibieron como una salvación en un momento determinado, pero esta presencia debe ser complemento de una acción más dirigida al fortalecimiento de la participación comunitaria”, dijo el investigador. El Colombiano.

Las víctimas de los paramilitares vuelven a ser víctimas. Esta vez el lamentable turno fue para Carmen Cecilia Santana Romaña, una joven de 28 años y madre de tres hijos, baleada en Apartadó este miércoles, dos meses después de haber denunciado ante la Comisión Nacional de Reparación la muerte de su esposo Marco Tulio Hernández, un trabajador bananero asesinado en 1995. El homicidio ocurre tan sólo ocho días después del asesinato de Yolanda Izquierdo, una líder que impulsaba a víctimas de las AUC en Córdoba para que denunciaran su desplazamiento y recuperaran las tierras que hace 10 años les arrebataron hombres de los hermanos Castaño Gil. Muy seguramente, la muerte de la antioqueña se debió a sus intentos por denunciar también las injusticias de los paramilitares. Carmen, después de Yolanda, de Óscar Cuadrado Suárez (en Maicao); y de Gustavo Espitia (en Cotorra, Córdoba), es la cuarta persona asesinada por reclamar los derechos que como víctima le ha dado la ley de Justicia y Paz. ¿Yolanda será la última? Tras la muerte de Yolanda Izquierdo, gobierno intenta frenar cacería a víctimas de los paramilitares Mancuso advierte sobre 5.000 nuevos paras dirigidos por miembros del Estado Mayor Negociador Un comunicado de la Comisión de Reparación dice que en noviembre del año pasado Carmen Cecilia se entrevistó con Patricia Buriticá, uno de los miembros de dicha organización, a quien le preguntó qué debía hacer para ser reparada por la muerte del padre de sus hijos. Al parecer, la intimidación y el miedo la desterraron de Antioquia de donde salió directo a Villavicencio, donde vivía como desplazada. Buriticá sostiene que la joven mujer se sintió segura en la conversación que sostuvieron, ya que “no había encontrado la oportunidad de denunciar o comentar los hechos con personas diferentes a su propia familia”. Al terminar el encuentro, Carmen ya sabía cómo proceder para reclamar la ayuda humanitaria que, muy seguramente, le ayudaría a minimizar los problemas económicos por lo que atravesaban ella y sus hijos Andrés, Sebastián y Camila. A finales de diciembre, aunque con miedo, tomó dos decisiones importantes: denunciar ante las autoridades el homicidio de Marco Tulio y regresar a su departamento. Sin embargo, las balas callaron su denuncia este 7 de febrero, frustraron la posibilidad de que tres niños pudieran crecer al menos con su madre y remataron a una víctima que pedía justicia. Está visto que Yolanda Izquierdo no fue la última víctima y como van las cosas, Carmen Cecilia tampoco lo será. No basta sólo con ponerse las manos en la cabeza, repudiar el hecho públicamente y decir que las víctimas tienen las suficientes garantías para que denuncien. Los resultados tienen que verse. Y por lo menos hay que empezar por no ver más víctimas re-víctimas asesinadas en las calles. Semana.

¿Qué pasaría si a Medellín se le sacan de circulación los 120 mil millones de pesos que al parecer se produjeron por ventas de drogas ilegales el año pasado? Los efectos económicos serían imprevisibles. En las calles de las grandes ciudades del país la venta de cocaína, heroína, marihuana y éxtasis se ha incrementado exponencialmente, involucrando cada vez a más jóvenes, tanto en el consumo como en las redes de distribución y expendio. Varias son las razones que explican este fenómeno: mayor demanda de los consumidores, sobreoferta en el mercado como resultado de la imposibilidad de exportarla a otros países, altos índices de deserción escolar y profundización de la pobreza, entre otros. Las variaciones en el comercio de sustancias alucinógenas ilegales han llevado a modificar la estrategia de lucha contra este delito. Ahora se atacarán las redes urbanas que las distribuyen en las grandes ciudades del país, según lo anunció en días pasados el director de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo. No obstante, esta estrategia podría perder la eficacia si a ella no se integran dos componentes claves para contrarrestar los efectos de las mafias que están detrás de este negocio: depuración de la Fuerza Pública y persecución a los dineros ilegales que se legalizan a través de múltiples circuitos financieros. La distribución y venta de narcóticos ilegales en las ciudades implica tener fuertes dispositivos de seguridad y control que exigen tanto estructuras legales como ilegales para proteger el negocio. Por ello no es un mito urbano que integrantes de la fuerza policial se benefician económicamente de ello. Su papel no es otro que el de “dejar trabajar”, es decir, permitir que tal actividad “comercial” fluya sin mayores obstáculos. La rentabilidad criminal que se logra con este negocio ilegal es tan alta que requiere irrigar dineros entre agentes de la Policía, quienes, de manera ilegal y violando los preceptos de la institución que representan, prestan servicios de protección no sólo a la “plaza de vicio”, lugar de expendio de los narcóticos ilegales, sino a sus dueños, conocidos coloquialmente como “jíbaros”. Sin que se haya revelado la metodología aplicada para establecer esas cifras, el año pasado se estableció que en Medellín operaban 724 “plazas de vicio” cuyas ventas mensuales alcanzaban los 10 mil millones de pesos, es decir 120 mil millones de pesos al año. No hay comuna de la ciudad ni corregimiento que no posea un lugar de expendio de drogas ilegales. Desde los estratos más bajos hasta los más altos tienen su propio “distribuidor”. ¿Cómo funcionan? Pues con la garantía de que algunos agentes de la Fuerza Pública no “molestarán”, dado que ya han “recibido lo suyo”. Se calcula que un expendedor de droga callejero le da a un agente de policía, semanalmente, entre 200 y 300 mil pesos para que “lo deje trabajar”. Pero así como el “jíbaro” tiene al policía del barrio detrás, no para perseguirlo sino para protegerlo, los responsables de la cadena de distribución también deben garantizar que sus “productos” lleguen sin obstáculos a los “sitios de venta”. No es lo mismo “pagar” por proteger una “plaza de vicio” que por un cargamento que viene del Bajo Cauca, el Norte o el Oriente de Antioquia, donde están los principales centros de producción de la cocaína. En esa escala del negocio las garantías de protección ofrecidas por algunos miembros de la Fuerza Pública son más exigentes, por lo que se requiere mucho más dinero para “evitar problemas”. En ese sentido, el reto del general Naranjo no es fácil. Las redes de distribución de alcaloides ilegales tienen en su estructura un componente de corrupción bastante complejo que deberá enfrentarse por lo menos de dos maneras: depurando la institución policial en algunas ciudades del país y creando una mentalidad anticorrupción que blinde a los agentes de la tentación del llamado “dinero fácil”. Ahora, no sólo algunos agentes de la Fuerza Pública se vinculan al narcotráfico, también existen amplios sectores sociales y económicos que participan del ilícito, facilitando la circulación del dinero. De Ahí que el segundo reto del alto oficial sea estructurar en su estrategia mecanismos para perseguir eficazmente el lavado de dinero proveniente de estas redes de distribución urbana. Si se toma como referencia el valor calculado de 10 mil millones de pesos que se mueven mensualmente en Medellín, es claro que tanto dinero irriga no sólo circuitos ilegales sino circuitos legales que “lavan” la rentabilidad criminal a través de negocios como la compraventa de automóviles, motocicletas y bienes raíces, servicios de seguridad, apuestas, transportes, restaurantes, bares, discotecas, hoteles y obras de arte. Si bien se propone un ataque frontal al “lavado” de dinero, es necesario aceptar que esa circulación de recursos proveniente del narcotráfico ha cogido tanta ventaja que su intervención tendrá que ser cuidadosa para prevenir graves problemas sociales. Para tener una dimensión del asunto basta preguntarse qué pasaría si a Medellín se le sacan de circulación los 120 mil millones de pesos que al parecer se produjeron por ventas de drogas ilegales el año pasado. Los efectos económicos serían imprevisibles. De ahí que lo propuesto por el general Naranjo se deba complementar con políticas sociales que integren a amplios sectores de la sociedad a la legalidad. De lo contrario, la rentabilidad criminal del negocio del narcotráfico no se afectará sustancialmente. Si bien el país se prepara para una nueva fase de ataque al narcotráfico, esta vez con mayor ahínco en las ciudades, también es cierto que una vez hecho el anuncio las redes mafiosas intentarán responder a esa estrategia recurriendo a su creatividad criminal para proteger el lucrativo negocio de la producción y venta de alucinógenos ilegales, lo que obviamente encarecerá los servicios de protección y aumentará los niveles de corrupción. A los “jíbaros” les costará más pagarle a sus policías. ¿Habrá alguna manera de romper ese círculo vicioso? Juan Diego Restrepo Echeverri

Desapareció el jueves y fue encontrado el viernes atado de manos, degollado y con señales de tortura en un paraje desolado de San Javier La Loma por no hacer caso a advertencia de una banda. Juan Guillermo Duque | Medellín | Publicado el 10 de mayo de 2010 Las llamadas fronteras invisibles marcadas por la delincuencia cobraron otra vida llena de inocencia, esta vez la de *Jota, un adolescente de 13 años. Fue por su misma inocencia que no hizo caso a la advertencia de no ir por la parte de arriba, o como se murmuraba ayer en la velación, "por estar en el lugar equivocado" que lo mataron. No tenía, como se dice "velas en ese entierro", es decir en el conflicto que se libra a sangre y fuego en algunas comunas de Medellín por el control territorial, de plazas de vicio y de extorsiones. El jueves por la tarde, como de costumbre, salió a montar en bicicleta por los alrededores de su casa, en la parte baja de San Javier La Loma, pero en la noche, al ver que no aparecía, su familia empezó a buscarlo y se enteraron de que había estado por el paradero de los buses, lugar del que unos hombres se lo llevaron. Al otro día, el viernes, fue encontrado en un sector rural conocido como La Gabriela. "Estaba amordazado en un potrero, amarrado, con señales de tortura y degollado", contó un familiar. Pero solo el sábado, debido al estado de su cuerpo, fue reconocido por su familia por una cicatriz que tenía en la cara; por la ropa que llevaba: una camisa azul, un bluyín y una cachucha blanca; y por las huellas dactilares. Dolor rodeado de pobreza Solo el sábado a las 9:00 de la noche sus allegados recibieron el cuerpo de Jota, en un ataúd sellado debido al grado de descomposición que tenía, y llevado al salón donde recibía clases de cuarto de primaria, en la escuela San Vicente Ferrer, donde fue velado. Sobre el féretro, la bandera del Medellín, su equipo amado y su vida. A su lado, su madre y algunos familiares vistiendo "la roja", despidiéndolo. Encima, también, un cuaderno en el que compañeritos y amigos le manifestaban sus afectos y una hoja pegada del ataúd en que rezaba "Jota, todos te queremos". Y, sobre una silla, una caja de cartón en la que se seguía depositando la solidaridad para que la familia pudiera hacerle las honras fúnebres. "Estamos muy tristes. Al niño todos por acá lo queríamos mucho, era muy servicial, ayudaba a asear la escuela...", comentaban unos y otros sin poder dar crédito a una muerte tan injusta. Información.

¿Progresa Antioquia? La publicitada pujanza es una imagen engañosa de un desarrollo en el que sólo ganan unos pocos. Los resultados de la última encuesta sobre calidad de vida en Antioquia constatan una vez más que la riqueza que se genera en esta región del país no se distribuye de manera equitativa. Una cifra así lo revela: un poco más de 2,8 millones de personas están bajo la línea de la pobreza. Miles de ellas se acuestan cada noche con hambre. Los logros expuestos por los gobernantes en salud y educación, aunque importantes, esconden otras dimensiones de la pobreza. Asimismo, muchas acciones exhibidas mediáticamente lo único que logran es simular el arribo del desarrollo a zonas periféricas o marginales. Un ejemplo que gusta a los medios de comunicación es la llegada del Internet a una escuela rural. La imagen es sugestiva: unos niños campesinos, con mucho temor, tocan un teclado y se asoman a la pantalla para ver lo que hay en ella. A continuación se habla de progreso en medio de una escuela derruida. ¿Pero de qué le sirve a un niño o a una niña acceder desde una escuela campesina al conocimiento que le ofrece Internet si los ingresos de sus familias no le permitirán continuar los estudios de bachillerato y menos aún avanzar hacia la universidad? Los exiguos ingresos de los campesinos se derivan de un sistema productivo en el que sólo ganan los intermediarios, quienes son los que tienen el capital suficiente para bajar y subir los precios de los productos agrícolas a su antojo. ¿Hay alguna política pública consistente que haya favorecido, por ejemplo, a los productores de panela del Nordeste antioqueño? Quienes viven de ese negocio advierten que no la hay. Productores y jornaleros están hoy más cerca del hambre que de garantizar una supervivencia digna. Para ellos, si hay poco para comer hay menos para estudiar. Por ello, un computador con línea de Internet en una escuela rural es una inclusión literalmente virtual. Muchos afirman que la educación es factor esencial para salir de la pobreza. Pero, olvidan que su oferta es efectiva si viene acompañada de ingresos suficientes en las familias para que sus hijos accedan, se mantengan y logren graduarse como profesionales; olvidan que sólo es efectiva si es de calidad y además si está articulada a un sistema productivo capaz de absorber la fuerza de trabajo calificada y bien remunerada. Y la educación sin plata ya la sienten las universidades. Una investigación del periodista Ricardo Cruz Baena sobre la Universidad de Antioquia arroja un dato alarmante: el 52 por ciento de los estudiantes que entran, abandonan sus estudios en los primeros cuatro semestres. Eso quiere decir que de 4.000 estudiantes en promedio que ingresan por semestre al alma mater, poco más de 2.000 deja sus estudios. El motivo: no tienen recursos suficientes para continuar sus carreras. ¿Cuál es entonces el futuro del departamento? ¿Es creíble su promesa de progreso? Si miramos hacia la salud, la inequidad es dolorosa y la sienten aquellos que están cubiertos por el régimen subsidiado, entre ellos los campesinos más ancianos. Hace poco conocí el caso de un viejo labriego del municipio de Maceo, a quien le diagnosticaron mal una apendicitis en su pueblo y lo remitieron a un centro asistencial de un municipio del Valle de Aburrá para darle atención especializada. Después de todas las dilaciones administrativas para asegurar primero el pago de la ARS, el cuerpo médico determinó que no valía la pena hacer ninguna intervención pues ya tenía demasiada edad. El señor murió varios días después de peritonitis. La historia no es sólo una anécdota. Según un estudio de la Contraloría General de Medellín sobre la calidad de la red de salud de Medellín, entre 2007 y el primer semestre de 2008 se registraron 502 pacientes fallecidos en los servicios de urgencias de Metrosalud. Hay dos datos relevantes: el 39.43 por ciento de los usuarios fallecidos eran responsabilidad de la Dirección Seccional de Salud de Antioquia, es decir, provenían de municipios por fuera del Valle de Aburrá; y el 46.45 por ciento de las aseguradoras eran del régimen subsidiado, es decir, aquellas que cubren a pacientes pobres. Una de las conclusiones del informe es inconcebible en un pueblo que se describe como pujante: la mala calidad se debe, “en no pocos casos a la negligencia, a la carencia de sensibilidad social, al incumplimiento de deberes legales y contractuales y al ánimo de lucro de algunos actores del sistema de salud”. Tanta pobreza y humillación en Antioquia me llevan a pensar que esa pujanza, modernidad y desarrollo son sólo parte de una imagen engañosa, sustentada en un modelo de desarrollo en el que sólo ganan unos pocos. Transformar ese modelo para lograr una distribución de la riqueza de manera equitativa es hoy un imperativo moral, político y económico si se quiere seguir hablando de bienestar en el departamento; de lo contrario, es un irrespeto con las personas más pobres, que son la mayoría. Juan Diego Restrepo Echeverri.

Los delitos como hurto y violación cometidos en el área metropolitana con la escopolamina o burundanga, tienen atemorizada a la población. Este flagelo ha venido creciendo vertiginosamente, aunque al respecto las autoridades policiales dicen que este es un problema "irrelevante". Aquel día, Alejandro salió de su trabajo rumbo al Centro de la ciudad para realizar algunas diligencias que tenía postergadas desde varias semanas atrás. Como es su costumbre, parqueó su vehículo en Palacé y caminó por La Playa hacia la Oriental. Los olores de siempre eran conocidos para él, un visitante común de ese lugar de la ciudad. “Como es normal, uno de aquellos hombres que entregan a “dos manos” unos pequeños papelitos que promocionan los servicios de parapsicólogos y brujos, me dio uno a mí. Eran aproximadamente las 4 de la tarde y recuerdo que luego de sentir que me tocaron la espalda, comencé a marearme, y la lengua y los labios se me entumecieron. Casi me le tiré a un taxi y le supliqué que me llevara a un hospital. El conductor me llevó inmediatamente a la Clínica Medellín donde fui atendido de urgencia por los médicos quienes me diagnosticaron un intoxicamiento con escopolamina. Estuve por unas 5 horas bajo cuidado y observación médica”. Ellos me salvaron de que todo hubiera sido peor”, dijo la víctima de 31 años. Pero aunque historias como esta, y en la mayoría de los casos con desenlaces menos afortunados, se escuchan en Medellín por doquier, el coronel Rafael Mesa, Jefe de Investigación Criminal de la Sijin Medellín, afirma que en el área metropolitana no existe incremento de esta modalidad delictiva. “Los índices de delitos cometidos con escopolamina no son relevantes”, acotó. Sin Embargo, EL MUNDO habló al respecto con una médica quien trabajó durante varios meses en Medicina Legal y que pidió se omitiera su nombre, y ella aseguró que los casos de víctimas de la escopolamina son mayores, explicando que por lo menos durante el tiempo de estancia suya en la institución, semanalmente se atendían unos dos para reconocimientos médico legales, en su mayoría mujeres y que por lo general presentaban señas de abuso sexual. Así mismo, la doctora acotó que los síntomas más comunes de esta sustancia son calambres y pesadez en la cara, boca seca y mareos, al tiempo recomendó a quien sienta estas sensaciones pedir auxilio a las personas que no estén cercanas. “Es más probable que el victimario esté cerca a su víctima”, concluyó. El Grupo de Estupefacientes de la Sijin trabaja desde hace meses para ubicar, capturar y judicializar a aquellos criminales que suministran escopolamina para perpetrar hurtos, secuestros y violaciones. Sin embargo, estos especialistas creen que la mejor forma de atacar este mal es tomando medidas preventivas, así que hacen recomendaciones como no asistir a sitios de diversión solo; no abandonar el trago de licor; evitar bebidas, dulces o cigarrillos de extraños; estar atentos en los semáforos y en los lugares de venta de minutos de celular y evitar que extraños entren a su casa. Legislación endeble. La escopolamina no hace parte del conjunto de las sustancias estupefacientes para judicializar. “La manera de judicializar esta práctica es imputándole al victimario delitos como hurto o acceso carnal”, comentó el coronel Reyes, quien agregó que los delincuentes aprovechan el uso de la escopolamina para dormir a su víctima por un tiempo y así aprovecharse de ella. “La Policía ha llevado a cabo campañas en diferentes puntos de la ciudad, pero sobre todo en establecimientos nocturnos que es donde más se ejecutan actos delictivos con esta sustancia. Los días más utilizados para ello son los fines de semana que es cuando las personas frecuentan en mayor proporción estos lugares”, aclaró el oficial, agregando que estos casos también se presentan cuando las personas se bajan de vehículos de servicio público. Por su parte, la Personería de Medellín registró 67 casos de víctimas de la escopolamina entre los meses de julio y diciembre de 2008, mientras que en los primeros cuatro meses de 2009, se han registrado nueve más. Dice el informe que el sitio de mayor riesgo es el Centro de la ciudad, en donde se han presentado ocho de los nueve casos en lo que va del año. El otro, se registró en el barrio Santo Domingo. El informe indica, además, que las personas más vulnerables a ser víctimas de la también llamada burundanga, son el grupo de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales – LGBT, como así mismo las mujeres. El tema en el Concejo. El concejal Luis Bernardo Vélez, quien en julio de 2008 realizó un debate sobre este tema y fijó su preocupación por los elevados registros que se habían presentado de intoxicados con esta sustancia con respecto a períodos anteriores, hizo un llamado a las secretarías de Gobierno, Cultura Ciudadana y Salud de Medellín, y del mismo modo a la Fiscalía Seccional, para que ejecuten las medidas acordadas en aquella discusión, en el que estas dependencias se comprometieron públicamente a desarrollar campañas preventivas y a conformar una unidad especial de fiscales para la investigación de casos específicos de delitos con escopolamina. Le escopolamina es una sustancia que tiene la facultad de suprimir la voluntad de las personas y hace perder la memoria temporal de aquellos que tengan contacto con ella. La llamada burundanga puede ser utilizada por vía inhalatoria, dérmica, oral, muscular y venosa. Según informes médicos del Centro de Atención y Rehabilitación Integral en Salud Mental de Antioquia - E.S.E. Carisma, se presenta en las personas pulso débil, lento o rápido; aumento de temperatura y presión arterial; piel seca caliente y rubicunda; dilatación pupilar, sequedad exagerada de mucosas, náuseas, vómito, retención urinaria y disminución del peristaltismo intestinal, así como somnolencia, desorientación, confusión, alucinaciones visuales, auditivas y pérdida de memoria. Información.

La Policía Metropolitana del Valle de Aburrá y su Grupo de Policía de Infancia y Adolescencia halló a dos menores de edad encadenados y encerrados en su propia casa y a un bebé de cinco días de nacido abandonado. El primer hecho sucedió en el barrio Doce de Octubre, cuando los uniformados fueron alertados que en una vivienda la madre de un menor lo mantenía amarrado en su casa. De inmediato se trasladó un grupo de efectivos policiales, quienes al llegar allí efectivamente observaron como este menor de 14 años estaba sujeto de su muñeca izquierda con una cadena a una de las ventanas de la vivienda. Por lo anterior fue indagada su madre para que explicara las razones de tal procedimiento. Ella respondió que era para evitar que este se ausentará de la casa por varios días, además que al parecer éste presentaba problemas de consumo de licor y sustancias alucinógenas. Ante lo ocurrido el menor se le garantizó el restablecimiento de los derechos en el centro de Emergencia Crecer del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Otro de los hechos ocurrió en el barrio Granizal, cuando fue encontrado otro menor de 8 años, quien igualmente era encadenado de su pierna a una de las camas de la vivienda, en donde se encontraba en condiciones precarias. Al indagársele a la abuela de este menor, ella explicó que lo mantenían en estas condiciones porque era muy hiperactivo. Por último, en el barrio Aranjuez, nororiente de Medellín, fue encontrado por las unidades policiales un niño abandonado de tan sólo cinco días de nacido. Las autoridades de Policía piden a los padre de familia y responsables de menores de edad, que eviten tratos no dignos de la persona humana, en especial en los menores de edad. Información.

"El reto de acabar con el narcotráfico es difícil. Mientras el pueblo continue siendo hijo de la pobreza y la corrupción y encuentre en el narcotráfico la única oportunidad de salir de la miseria, los tentáculos del delito lo contagiará sin remedio" (Andrés López López, ex narcotraficante y autor de "El cartel de los sapos").

A los muchachos les amputaron la noche. Están cercados en sus propios barrios, son blanco de invasores anónimos y sin cara que deslizan los papeles con las listas de amenazados, por debajo de las puertas de las casas pobres. Los asesinos van dejando su dosis nocturna de cadáveres imberbes en potreros enzarzados, cargan armas aceitadas en oscuros cuarteles donde mandan seis personalidades que confeccionan las listas suministradas puntualmente a los jefes de sicarios. Están en todas las ciudades, su dotación consta de camionetas con blindaje y de hermosas motos cilindradas. Alguien se las ha dado, alguien ordena los crímenes, alguien centraliza los operativos, alguien agacha el dedo y son 28 muchachos los que caen en un mes en Usme o en Altos de Cazucá o en Ciudad Bolívar, para hablar solo de la capital. Es la muerte disfrazada de limpieza social, es el aniquilamiento de la tranquilidad pública, es una política de noche de cristales ya antes aplicada en otros regímenes del mundo. Es la tarde de los cuchillos largos, que prepara el advenimiento de la jornada de los corderos sacrificados y de las masas del pueblo paralizadas de terror. Alguien continúa como labor urbana el descuartizamiento general que los antecesores perpetraron en los campos. Alguien comanda estas acciones, con un propósito definido, con idénticos procedimientos de motosierra y referendos, con la exacta filosofía de los medios justificados por el fin intimidatorio. Entre tanto siguen cayendo los muchachos, su sangre flor bermeja en potreros quemados y sin flores. Arturo Guerrero.

"LLegó la hora de la limpieza social. Ahora le toca el turno a las malparidas putas basuqueras y sidosas, vendedores de droga, ladrones callejeros y apartamenteros, jaladores de carros (automóviles), secuestradores y jóvenes consumidores. Ya los tenemos identificados. Nuestra organización ha tomado la irrevocable decisión de atacar la violencia con VIOLENCIA. Tienen las horas contadas. Prepárense HIJUEPUTAS. Empezaremos muy pronto, y le pedimos perdón a la sociedad si caen inocentes".

MIEDO GENERALIZADO EN COLOMBIA

MEDELLIN TOQUE DE QUEDA CONTRA LA DELINCUENCIA

NOCHES DE MIEDO Y MUERTE EN BOGOTÁ

POLÉMICA POR NÚMERO DE ASESINATOS EN CALI

TERROR EN BOGOTÁ

New York, Diciembre 5 de 2008. Diego Fernando Murillo Bejarano, actualmente recluido en el Metropolitan Correctional Center de la ciudad de New York, ante las informaciones que a través de los medios de comunicación he conocido, según los cuales el actual Alcalde de Medellín HA NEGADO que hubiera recibido apoyo de parte de la Corporación Democracia en su campaña electoral, me permito hacer las siguientes precisiones: La CORPORACIÓN DEMOCRACIA aglutina a los desmovilizados de los bloques que estuvieron bajo mi mando. En el año 2003, después de una reunión entre el Comandante Carlos Castaño Gil, el señor ALONSO SALAZAR y yo, por petición del señor Salazar se acordó desmovilizar la estructura del Bloque CACIQUE NUTIBARA. Dicha reunión se llevo a cabo en el Departamento de Córdoba. Siendo el señor Salazar Jaramillo Secretario de Gobierno del Departamento de Antioquia, recibí varias veces su visita para tratar asuntos relacionados con la situación social de Medellín. De dichas visitas existen registros en la cárcel de Alta Seguridad de Itagüí. Durante la campaña a la Alcaldía de Medellín del señor ALONSO SALAZAR, se le dio apoyo a través de varios líderes comunitarios de la ciudad, APOYO DE CARÁCTER ECONÓMICO Y EN PUBLICIDAD. Se acordó además que, para evitar problemas de carácter legal, el contacto entre el hoy Alcalde y el suscrito seria a través del Abogado GILBERTO GOMEZ JARAMILLO, quien es pariente suyo. Es el esposo de una hermana del Alcalde.

Estoy dispuesto a corroborar las anteriores afirmaciones ante las autoridades que lo requieran desde mi sitio de reclusión en los Estados Unidos. El país algún día entenderá que nuestra lucha, con sus errores y sus éxitos, contó con la colaboración de muchas personas. No somos los únicos responsables del conflicto que aún continúa enlutando a nuestra patria. PODEMOS ESTAR ENCARCELADOS, PERO LA VERDAD NADIE LA PODRA CALLAR. Diego Fernando Murillo Bejarano. Información.

·        Medellín y tantas mujeres lindas.

·        Medellín y el narcotráfico.

·        Medellín y sus montañas.

·        Medellín y la feria de las flores.

·        Medellín y los niños de la calle.

·        Medellín y las gordas de Botero.

·        Medellín y los conductores asesinos.

·        Medellín y las tardes en Sandiego.

·        Medellín y los borrachos de fin de semana.

·        Medellín y los desfiles de caballos.

·        Medellín y los hombres talibanes.

·        Medellín y Carlos Gardel.

·        Medellín y los restaurantes sin jabón.

·        Medellín de madrugada en Sabaneta con la novia de Jorge (novia a ratos porque Jorge estaba casado).

·        Medellín tomando café en la plaza de los Pies Descalzos.

·        Medellín y los vendedores de libros piratas.

·        Medellín y la ropa barata, y los aguacates también.

·        Medellín y las balaceras en las comunas.

·        Medellín cuna del tanga parrandero.

·        Medellín y los mendigos harapientos.

·        Medellín y el paraninfo de la Universidad de Antioquia.

·        Medellín y la contaminación por doquier.

·        Medellín y dos noches con aquella fiscal procedente de Pereira, con pechos de silicona y un novio cibernético en Italia con quien pensaba casarse.

·        Medellín y los gallinazos (aves de carroña) merodeando entre la basura; entre los animales muertos; entre las víctimas del hampa.

·        Medellín y las numerosas galerías comerciales.

·        Medellín en la Edad de Piedra cibernética (como El Salvador y Costa Rica).

·        Medellín y los aviones sobrevolando la ciudad.

·        Medellín y la porquería de autobuses.

·        Medellín desde el Pueblito Paisa.

·        Medellín y la pestilencia del río, las quebradas, los vertederos de basura.

·        Medellín y la hospitalidad del antioqueño.

·        Medellín tropezando con la gente en Junín.

·        Medellín y las luces del río en Navidad.

·        Medellín viendo llover a cántaros.

·        Medellín la eterna primavera.

·        Medellín con Patricia comiendo empanadas en Envigado.

·        Medellín y la música de tango, ranchera, vallenato.

·        Medellín rico y Medellín pobre.

·        Medellín un infierno y Medellín un paraíso.

·        Medellín cuando llegué y Medellín cuando me fui.

·        Medellín siempre en el recuerdo.

ESTACIÓN "CARIBE" DEL METRO

Homenaje a Carlos Gardel

22 de agosto del 2002

7 de la tarde

Cementerio de San Pedro

Teléfono del cementerio 212 0951

"SEMOS" CONDUCTORES. ¿QUÉ PASA?

MADRES DE LA CANDELARIA

MEDELLÍN VISTO DESDE EL SATÉLITE

REPORTAJES GRÁFICOS

PABLO ESCOBAR GAVIRIA

OPERACIÓN MILITAR EN LA COMUNA 13

COMUNAS Y CORREGIMIENTOS DE MEDELLÍN

COMUNA 13 CRÓNICA DE UNA GUERRA URBANA

BEATA MADRE LAURA HA DADO NOMBRE A VILLA LAURA

ASESINADO DIRIGENTE COMUNAL DE VILLA LAURA

CONDENADO POR ASESINATO DE DIRIGENTE COMUNITARIA

PRESIDENTA DE LA JUNTA COMUNAL DEL PESEBRE

ASESINATO EN EL CORREGIMIENTO DE SAN PEDRO

PRESUNTA DESAPARICIÓN A MANOS DE PARAMILITARES

CONVIVIR LA SOMBRA DE ÁLVARO URIBE VÉLEZ

AUTODEFENSAS UNIDAS DE COLOMBIA

AUVÉLEZ AMOR A PRIMERA VISTA

NEOPARAMILITARISMO

ALBORADA

RICACHONES PROTESTAN POR LA INSEGURIDAD

El periódico "El Colombiano" tiene la sede en El Poblado (donde viven los ricachones de Medellín). Perros asesinos y vigilantes armados hasta los dientes en el perímetro del periódico "El Colombiano" para impedir el acceso a cualquiera sin autorización. El periódico "El Colombiano" se ha destacado (sus editorialistas, sus plumillas) por denunciar el "racismo" y la "xenofobia" en España contra los inmigrantes clandestinos, delincuentes y prostitutas. Sin embargo por la boca muere el pez. Lean la siguiente crónica:

Que los delincuentes acechan a El Poblado, no hay duda. Una población fija de 120 mil personas y flotante de 300.000, la mayoría de estrato cinco y seis, siempre es una tentación para los amigos de lo ajeno. Las estadísticas dicen que en lo que va corrido de este año se han presentado 17 robos a apartamentos, contra diez casos ocurridos en el mismo periodo del año pasado, lo que indica un incremento en siete casos. Pero las frías cifras de los asaltos no deben opacar la acción positiva que ha logrado la Policía Metropolitana, la desarrollada por la Estación Poblado, al mando del coronel Luis Fernando Peralta Lizcano, quien este año ha logrado desmantelar tres sofisticadas bandas. El oficial precisa que un factor que influye en algunos casos de robos a apartamentos es que los delincuentes han sofisticado sus métodos de robo y en algunos casos lo hacen sin siquiera ingresar a las residencias. "Hemos logrado la captura de dos bandas en flagrancia, a punto de inteligencia, de trabajar unidos con la comunidad, con las empresas de vigilancia y con las administradoras de las unidades", manifestó el coronel Peralta. Destacó tres casos de combos dedicados a este delito que han caído en las garras de la autoridad y han podido ser judicializados con pruebas concretas ante la Fiscalía. El primero ocurrió el 7 de enero de 2007, cuando fueron aprehendidos dos hombres de 26 y 22 años, el primero oriundo de Zarzal (Valle), y el segundo de Cúcuta, capturados cuando cometían un asalto a una residencia del barrio San Lucas. A estos sujetos se les incautaron dos revólveres calibre 32 y se les decomisó lo robado: joyas, dólares, un reloj y dinero en efectivo, todo por un valor de 280 millones de pesos. El segundo ocurrió el 19 de abril, fecha cuando fueron aprehendidos dos hombres y dos mujeres en momentos en que amenazaban con un revólver a la propietaria de un apartamento en la Unidad Residencial La Campiña. A estas personas, conocidas como la banda de Los Rolos, les fue incautado un revólver, recuperado un vehículo que habían hurtado, e inmovilizados otros dos utilizados para el pretendido asalto. El positivo incluyó la recuperación de 120 millones de pesos que habían robado. Y siete días después, desmantelaron una banda integrada por seis delincuentes, a la cual le inmovilizaron un vehículo y lograron la recuperación de los elementos hurtados en una residencia. Para el oficial que tiene a su cargo la seguridad de esta zona de Medellín, dos factores influyen en que algunos asaltantes logren su cometido: la ingenuidad y la falta de solidaridad de muchos residentes. "La gente cree que el delincuente es malacaroso, pero eso ha cambiado, está bien vestido y va a cocteles en los hoteles, son personas bien vestidas, mujeres bonitas y operan con inteligencia". La gente cae en engaños como el del delincuente que llama a la casa del ciudadano y se identifica como de la Fiscalía anunciándole a la empleada que ha sido detenido el señor y se producirá un allanamiento. Luego llama un supuesto abogado que le dice a la empleada "que saque todo lo de valor, para que no se vaya a perder". Quien responde, sea la esposa o la empleada, comen cuento y cuando van a verificar no pueden llamar porque le han bloqueado el teléfono y también el del supuesto detenido, a quien han llamado antes identificándose como técnicos de una compañía celular y le piden apagarlo una hora por daño en la red. A veces, hay poca colaboración con la Policía. "Hacemos prevención, reunimos la comunidad, los vigilantes, los frentes se seguridad local, las escuelas de seguridad ciudadana y los resultados se ven", afirma el mayor Jaime Guío, gerente de la Meta de Hurto a residencias del área metropolitana. Alfonso Páramo, de la Policía Comunitaria, dice que hay programas para que la población tome conciencia de sistemas apropiados de seguridad. Gustavo Ospina Zapata.

PARAÍSO COLOMBIANO

"El Espectador" recorrió la isla y se encontró con un panorama desolador: sus barrios marginales viven sobre la basura mientras la amenaza de los violentos sigue más latente que nunca. Doña Martina, en momentos en que sale del basural que circunda su casa. Tumaco huele a berrinche. Las 71 toneladas de basura que a diario vomitan sus 180 mil habitantes le otorgan a los aires circulares del puerto nariñense ese aroma inconfundible que despiden las letrinas. El tumaqueño promedio ni se da por enterado. Ni le va ni le viene que huela distinto. Su olfato parece estar diseñado ya para soportar sin mayores esfuerzos esos efluvios y otros peores, anidados estos últimos en los barrios marginales del municipio, que son casi todos. Una nariz foránea, en cambio, apenas si puede respirar en aquellos arrabales embasurados sin ocultar una arcada. Nada nuevo, se diría. Ya parece un lugar común hablar del Tumaco miserable; del enclave cocalero; de las muertes que lo rondan casi a diario; del desgreño administrativo que por generaciones ha multiplicado la catástrofe social; del Tumaco que recibe la porción de desplazados más grande del Litoral Pacífico; del eje estratégico en que se convirtió desde hace décadas para que el narcotráfico desplegara sus siniestros tentáculos a sus anchas; de la ciudad en donde una de cada cinco personas no hace nada porque no hay trabajo; del territorio con unas tasas de natalidad absurdas. No sin razón se dice que los tumaqueños se reproducen como conejos. El Espectador recorrió de pe a pa el puerto de San Andrés de Tumaco para conocer de buena tinta, más allá de las gélidas estadísticas, la tragedia que lo tiene sin salida. El fantasma del narcotráfico sigue latente, aunque las autoridades aseguren a pie juntillas que no como en otras épocas, cuando circulaban dólares a manos llenas en el comercio tumaqueño y la ‘traquetización’ se tragaba el puerto. “La seguridad se siente. Militares y policías patrullan la ciudad y sus alrededores, pero los muertos siguen apareciendo”, dice una autoridad municipal que “por seguridad” no quiso ser nombrada. Son 121 policías los encargados de velar porque la estela de sangre en el puerto se minimice. Pero los esfuerzos todavía se quedan cortos. En 2007 fueron asesinadas 114 personas, entre ellas cuatro reinsertados. El último reporte de la Policía, de julio de este año, sostiene que la violencia ha segado la vida de 64 más. La explicación es atribuible a los ajustes entre narcos de antaño que se rehúsan a entregar el dominio del tráfico de estupefacientes en la isla. Los Rastrojos del desaparecido capo Wílber Varela, alias Jabón, son los mandamases de hoy en Tumaco. Heredaron dicho poder tras la entrega de armas y desmovilización del Bloque Libertadores del Sur de las autodefensas, entonces al mando de Guillermo Pérez Alzate, alias Pablo Sevillano, extraditado el pasado 13 de mayo a Estados Unidos por delitos relacionados con el narcotráfico. Juan David Laverde Palma.

INFAMIA Y RACISMO EN MEDELLÍN

Habituada a maniatar a la prensa colombiana (como hizo a raíz de los sucesos de 1985, cuya investigación ha desembocado recinetemente en la detención del general (r) Iván Ramírez Quintero, comandante del Ejército cuando los militares asaltaron el Palacio de Justicia), la anterior embajadora colombiana en España trató (sin éxito) de prohibir la emisión de un reportaje televisivo sobre Colombia (terrorismo, narcotráfico, sicariato, paramilitarismo, trata de mujeres). Sin embargo, y en "reciprocidad diplomática", jamás ningún embajador de España en Colombia ha protestado por los reiterados insultos en la prensa colombiana contra los "racistas" y "xenófobos" españoles. ¡¡Y encima le pagamos el sueldo a estos mariconazos!! Tampoco el "Gobierno de España" de Rodríguez Zapatero dijo ni pió cuando la corresponsal de "El Tiempo" (periódico colombiano propiedad de José Manuel Lara Bosch, ese gran patriota español) en Madrid escribió que España es un país de mierda (porque algunos, pocos, defendemos nuestra soberanía frente a las hordas de criminales extranjeros, prostitutas, inmigrantes clandestinos, falsos turistas, matrimoniados por conveniencia). ¿Racismo en Españañ y solidaridad en Colombia? El diluvio caído durante varios días sobre Medellín ha dejado a centerares de pobres sin tugurios (ranchos, favelas, chabolas). Hay decenas de muertos y desaparecidos debajo de los cerros. ¿Cuántos oligarcas y plumillas colombianos han acudido a la zona a socorrer a sus compatriotas? Los damnificados aún están aguardando la solidaridad del niñato Waldir Albeiro Ochoa Guzmán, la hija de oligarcas María Clara Ospina Hernández, el vicerrector Alfonso Monsalve Solórzano, y tantos otros faltones (con los españoles). Qué caraduras son estos oligarcas y plumillas colombianos. "Solidarios" con sus emigrantes (para vivir de sus remesas), pero indiferentes con sus compatriotas pobres allá. ¡¡Tremendos carotas!! Sus mansiones, sus periódicos ("El Tiempo", "El Mundo", "El Colombiano"), sus universidades privadas, todo cerrado a cal y canto (con perros asesinos y vigilantes armados en las garitas). Pero España debe tener las puertas abiertas porque si no, ellos, nos tachan de racistas y xenófobos.

MANSIONES DE PERIODISTAS COLOMBIANOS

Pilar Schmitt

Jota Mario

Johanna Bahamón

Vicky Dávila

Claudia Hoyos

XENOFOBIA TAMBIÉN ENTRE COLOMBIANOS

La inmigración es buena cuando obedece a una política seria y los ejemplos son muchos. Uno es el de Estados Unidos, país que, gracias a los millones de inmigrantes que llegaron a hacer patria, se convirtió en el más importante del mundo. Otros son Australia y Canadá que, por su enorme tamaño, tienen una densidad muy baja, por lo que ofrecen grandes oportunidades a quienes van a residir en ellos. Pero la inmigración es mala cuando no se planifica, porque atenta contra el bienestar y la estabilidad de los residentes originales. Por eso, Europa, el continente más civilizado del mundo y con una alta densidad de habitantes, la está regulando cada día más, especialmente cuando se trata de inmigrantes que, se supone, van a aportar muy poco. En cuanto a Cali, un alto porcentaje de la inmigración fue funesta para la ciudad desde hace cerca de 50 años y el caso de los desplazados por la guerrilla agravó el problema últimamente. El cuento de la ‘Sucursal del Cielo’ en que corrían ríos de leche y miel y sobraban las oportunidades le hizo mucho mal, porque una enorme cantidad de gente de buena fe se vino para acá buscando el paraíso que les habían pintado. Y, a medida que la población creció a índices mayores que la generación de empleo, se oficializó la informalidad laboral, la inseguridad aumentó, surgieron los niños de los semáforos, que desafortunadamente tienen un futuro tan incierto, y las cosas se fueron complicando. Así nació Aguablanca, inicialmente un barrio de invasión que, ante la indiferencia de las autoridades municipales y debido a las falsas promesas de algunos políticos que para conseguir votos ofrecieron el oro y el moro, fue creciendo como un monstruo insaciable que lleva más de medio siglo acaparando un porcentaje desproporcionado y altísimo del presupuesto, tanto de Emcali como del Municipio. A través del tiempo se gestó otra ciudad dentro de Cali y hoy tenemos dos ciudades en una. La Cali original, con un millón de habitantes y muchos problemas, pero que en una u otra forma es manejable, y el Distrito de Aguablanca, con otro millón, que es el prototipo de la informalidad, el desorden, el desmanejo, el desempleo, la inseguridad y el aportar poco y exigirlo todo. ¿Cómo sería Cali sin Aguablanca? Una ciudad sin ínfulas de ser la segunda de Colombia en habitantes, índice que ya nada significa, más amable y segura que la actual, con pocos huecos en las calles, bonitos parques, zonas verdes, fuentes funcionando, buenos servicios públicos, ciclovías, campos deportivos sin mugre ni maleza y respirando optimismo y prosperidad. ¿Por qué? Porque su índice de desempleo sería muy bajo y podría dedicar todo su presupuesto a fomentar su propio desarrollo y dar una buena calidad de vida a su gente. La verdad es que Aguablanca se volvió un problema de Cali cuando debería ser un problema de Colombia. Ojalá se buscara la manera de que, teniendo en cuenta su enorme población, se convirtiera en municipio independiente, que nombrara sus propios gobernantes y manejara su propio presupuesto, en vez de seguir siendo una especie de hijo pródigo de Cali. Alberto José Holguín

¿COLOMBIA ES RACISTA?

Los Estados Unidos han sido campeones de la segregación racial en este lado del mundo. Las décadas de los 60 y 70 fueron especialmente álgidas en ese aspecto. El Ku-Klux-Klan asesinaba negros como en cacería. Los segregaban en todas las áreas. Bill Clinton en su autobiografía, "Mi Vida", cuenta como neutralizó con energía siendo gobernador de su estado natal de Arkansas y como presidente de los Estados Unidos, la violencia del Klan. Las luchas de Martin Luther King, Nóbel de la Paz asesinado en Menphis en 1968, son memorables en defensa de los derechos civiles de sus compañeros de raza. E igualmente vergonzosos y famosos fueron los comportamientos de varios gobernadores de estados del sur de ese país. El Nuevo Reino de Granada, a finales del siglo XVI empezó a traer esclavos del África por Cartagena, como lo registra Nicolás del Castillo en "La llave de las Indias", donde relata precisamente que el norte de Antioquia surge como centro minero en las localidades de Cáceres en 1576, Zaragoza en 1580, y Nueva Remedios (hoy Remedios) en 1590. La década de este último año registra un intenso movimiento aurífero y es testigo del mayor número de esclavos en Zaragoza y Remedios en todo el siglo XVI. He ahí el origen de los afrodescendientes (negros) del nordeste antioqueño, incluido el nuevo municipio de El Bagre, antiguo corregimiento de Zaragoza, al que me referiré mas adelante. Colombia solo ha tenido dos ministros afrodescendientes (negros) desde su independencia: el primero en el segundo gobierno de Alfonso López Pumarejo, Adán Arriaga Andrade, Ministro de Trabajo, su compañero de susto del golpe de Pasto y Manuel Mosquera Garcés, Ministro de Justicia en un gobierno del Frente Nacional, ambos chocoanos. El Chocó, con el 85 por ciento de población negra tiene sus mandatarios y dirigentes políticos de esa etnia. Cali, con el 63 por ciento de población afro descendiente-el Valle alberga un millón y Colombia el 10,5 por ciento y eligió por primera vez un Alcalde negro invidente,- abogado Apolinar Salcedo- lo que le ha traído gravísimos problemas de corrupción de muchos de sus principales colaboradores y su destitución por la Procuraduría ¡Que mala suerte la de Cali!¡Si le meten goles a un hombre de las pilas y ojos de Uribe! Por primera vez en nuestra historia republicana se asciende a un afro descendiente, Luis Alberto Moore Perea a Brigadier General de la República, actual Comandante de la Policía Metropolitana de Santiago de Cali. Ni Diego Luis Córdoba, un negro fogoso, prudente y caballeroso, creador del departamento del Chocó y de bastísima cultura, pudo ser ministro. Ni Jacobo Pérez Escobar, eminente jurista afro descendiente magdalenense. Nuestro primer Brigadier General Moore Perea, nació en El Bagre, (Ant.). Es hermano del cordial y brillante odontólogo de la U de A y basquetbolista Tomás Moore, ya fallecido y de grata recordación. La información que dio el presidente Uribe y su equipo de gobierno el sábado pasado en el Consejo Comunal de Cali con los afro descendientes de varios departamentos muestra sus esfuerzos por mejorar las condiciones de esa comunidad, mediante diversos programas de hondo calado social y la reconstrucción y traslado del pueblo de Bojayá (Ch), semidestruido por la barbarie de las FARC, todo lo cual requerirá una inversión en el próximo cuatrienio que superará el medio billón de pesos,-ya va por encima de $250.000 millones- sin antecedentes en la historia de esos departamentos. Sin embargo, no significa su apertura a la alta burocracia. El presidente Uribe resaltó en Cali la importancia de la estabilidad de sus ministros. Los Estados Unidos, a pesar de su Ku-Kux-Klan, han tenido dos Secretarios de Estado negros en los dos gobiernos del segundo Bush: el exgeneral del ejército Colling Powels y la actual, Condolezza Rice, con un prestigio que le alcanza para mencionarse como presidenciable. De especial brillantez intelectual con un doctorado en Harvard. El primero fue un destacado comandante del ejército en la campaña contra Irak, que derrocó a Hussein. Por lo demás, en las Cortes norteamericanas es común ver a magistrados negros ejerciendo con gran competencia y en su ejército, distinguidos oficiales negros. Hoy, el líder de la bancada demócrata en la Cámara es un negro sonando como presidenciable. La ONU tuvo por 10 años como Secretario General al negro ghanés Koffi Annan. Colombia no muestra ser un país abierto al multiracismo en la alta burocracia en ninguno de los tres poderes ni en sus Fuerzas Armadas, a pesar de no tener Ku-Kux-Klan ni una escabrosa historia de segregación racial. ¡Paradojas! Coletilla. Deseo a todo El Mundo, con su gran Director a la cabeza y a su personal todo de todas las categorías y oficios y sus familias, así como a mis amables lectores que me han soportado un año más, mis deseos por una feliz navidad y un venturoso año 2007.¡Que a Colombia y Antioquia las sigan guiando, como lo están, por promisorios rumbos! Pedro Manuel Hernández Gutierrez .

MEDELLÍN TAMPOCO QUIERE GENTUZA

Aquí que no vengan a robar. La Policía controla a los cacos foráneos. La Policía está pilosa ante las bandas de otras ciudades que hacen su agosto en esta época. Medellín en temporada navideña se vuelve apetecida por turistas de otras partes del país y del mundo, pero también de bandas que llegan de otras ciudades a cuadrar caja de cuenta del bolsillo de los antioqueños. Es común que este tipo de delincuentes que actúan en las ciudades grandes traigan el modus operandi a Medellín para engañar a las autoridades y ciudadanos en general. La última modalidad de robo era por medio de una serie de llamadas a las casas, en las que alertaban a la gente sobre un familiar que estaba involucrado en un accidente, en donde le manifestaban que deben llevar cierta cantidad de dinero para ser atendidos en la clínica. Cuando salen de la residencia proceden a despojarlo de todas sus pertenencias. El comandante de la Policía Metropolitana, general Rubén Darío Carrillo Vanegas, expresó que las autoridades están alertas ante la presencia de bandas de otras ciudades y manifestó que hasta ahora el balance es positivo, gracias a lo que se dispuso en el Plan Navidad. Recordó, sin embargo, que la colaboración de la ciudadanía es vital para desarticular estas bandas, sobre todo si denuncian antes de que se produzcan hechos delictivos y no cuando es más difícil realizar capturas a quienes se dedican a este ilícito.

Fuente: Felipe Benavides Senior.

NEGRAS DISCRIMINADAS EN COLOMBIA

La Corte Constitucional confirmó un fallo favorable a dos jóvenes negras a quienes se les impidió el ingreso en dos discotecas del balneario caribeño de Cartagena, informaron portavoces judiciales en Bogotá. El alto tribunal acogió los términos de la sentencia previa, según la cual las jóvenes fueron víctimas de discriminación por parte de los responsables de los establecimientos públicos. Se trata de un caso de racismo que se remonta al 25 de diciembre del año pasado, día en el que a las hermanas Johanna y Lena Acosta Romero se les negó el acceso a las discotecas "El Kukayito" y "La Carbonera", situadas en el sector de diversión nocturna más elegante de Cartagena. Las jóvenes estaban acompañadas por varias amigas blancas, a quienes sí se les permitió entrar en ambos locales. Johanna, que es una estudiante universitaria de Derecho, planteó un recurso constitucional de amparo con el alegato de que a ella y a su hermana les había sido vulnerado el derecho a la igualdad que está consagrado en la Carta Magna. La querella fue fallada en favor de ambas por el Juzgado Primero Civil del Circuito de Cartagena, mediante una sentencia adoptada a mediados de abril pasado. Pero por una apelación de los propietarios de los bares discriminadores, el caso pasó a la Corte Constitucional, que confirmó que ellos habían incurrido en racismo y que, por tanto, debían eliminar toda práctica discriminatoria. Además, el alto tribunal consideró que las jóvenes sufrieron un "daño moral grave", por el que los demandados deben indemnizarlas. La Corte pidió al Congreso que gestione una norma legal que proscriba las prácticas racistas y recomendó a la Defensoría del Pueblo que verifique la eliminación de estas prácticas.

Fuente: RCN.

SEGUNDO CASO DE RACISMO

Una profesora colombiana de música denunció ante las autoridades que le impidieron entrar a una discoteca de la ciudad caribeña de Cartagena, al parecer por el color de su piel, en el segundo caso en poco más de un año. La denuncia fue instaurada por Aura Elena Gutiérrez, de 26 años, una profesora de canto lírico, quien explicó que el pasado domingo le negaron la entrada a un bar de la zona de diversiones del centro de Cartagena, argumentando la reserva al "derecho de admisión". Gutiérrez, que vive en Bogotá y es natural de Cartagena, donde pasaba vacaciones, explicó a los periodistas que se encontraba con cinco amigas, dos de ellas de tez morena. "Me quedé de última porque se me enredó la falda con algo y, cuando llegué a la puerta de entrada, uno de los porteros me dijo que no podía ingresar con el boleto que había comprado", relató la maestra. Las amigas de Gutiérrez intercedieron por ella, pero los porteros no admitieron su ingreso. La afectada acudió al despacho del defensor regional del pueblo, Arturo Zea, quien anunció que presentará un recurso de amparo de derechos fundamentales como el derecho a la dignidad, ya que "no es posible que en esta ciudad, de mayoría étnica negroide, sigan ocurriendo casos como éste". Este episodio se sumó al que sufrió Johana Acosta, una estudiante de derecho, que denunció haber sido discriminada por su raza en dos discotecas de Cartagena en diciembre del 2004, y el año pasado ganó una demanda presentada en la Corte Constitucional colombiana. Precisamente, Gutiérrez y Acosta se reunieron en Cartagena para comentar sus experiencias y recomendar a las víctimas que denuncien los atropellos. Entre tanto, Gilberto Monsalve, gerente del bar "Mister Babilla", donde Gutiérrez asegura que no la dejaron entrar, presentó excusas y afirmó que ese negocio no discrimina al público, pero restringe la entrada de gente con indumentarias "playeras". Monsalve comentó que en ese negocio "la mayoría de trabajadores son negros. Yo mismo soy de color, así que se adelantará una investigación para comprobar qué pasó", señaló. Las denuncias llamaron la atención porque Cartagena fue en tiempos coloniales uno de los mayores centros de comercio de esclavos procedentes de África y una parte importante de su población es morena.

Fuente: RCN.

La periodista española Salud Hernández-Mora Zapata, afincada en Colombia, ha escrito un artículo sobre determinados garbanceros (plumillas, cagatintas) de Bogotá. "Limpien su casa antes de predicar" (ha venido a decirles). Dichos cagatintas son "patriotas" con los emigrantes colombianos en Europa o EEUU (nidos de "racismo y xenofobia" han llegado a escribir) y fascistas con los colombianos pobres de Bogotá, Cali o Medellin. Qué gusto da pasear por las zonas residenciales de Bogotá (donde residen estos cagatintas rodeados de vigilantes privados y perros asesinos guardando vidas y haciendas) o comprar en Unicentro, Bulevar Rosa, Andino, Cedritos, Hacienda Santa Bárbara. Ni mendigos ni maleantes vivos a menos de una legua porque naturalmente los cagatintas son los primeros en defender el derecho a la propiedad. En realidad en Colombia el apego por el patrimonio está bastante asentado incluso en las mansiones de los narcotraficantes y las tiendas humildes de Ciudad Bolívar (territorio de miedo y miseria) cuyos mostradores de rejas métalicas terminan en el techo. Sin embargo que fácil (y gratuito) es insultar a los ciudadanos de otros países (azotados por la prostitución y el crimen de origen extranjero) por criticar la degradación de la vida cotidiana. Los cagatintas de Colombia y los asalariados de la progaganda "solidaria" en Canarias son la misma basura; los garbanceros canarios porque son muy "solidarios" con los inmigrantes clandestinos extranjeros (mano de obra barata en perjuicio de los derechos laborales de los canarios tras décadas de trabajo y sacrificio) pero siempre y cuando las prostitutas y los criminales de origen exógeno (y endógeno) no estén en la misma calle que sus mansiones ni en la misma cuadra (manzana) ni en el mismo barrio ni que compartan los mismos restaurantes ni las mismas tiendas de postín. Ver artículo de Salud Hernández-Mora.

RACISMO INDÍGENA COLOMBIANO

Ablación del clítoris de las niñas en África, Medio Oriente y Asia y prohibición de contraer matrimonio entre musulmanas y cristianos (y judíos y ateos). ¿Se han de respetar semejantes costumbres bárbaras en Occidente? ¿Los "pacíficos" invasores pueden imponer tamaño salvajismo a los occidentales en su propia tierra? ¿Quiénes son realmente los racistas? En Colombia los indígenas tampoco se quedan atrás:

"Una muchacha india estaba con los pies en el cepo y tenía los pies tan altos que le quedaba la espalda contra el suelo, y el cepo (que tenía los huecos del madero muy estrechos) le hinchó los pies". Esta descripción no es de la noticia publicada por este diario el pasado viernes 23 sobre una niña indígena así castigada por su gente, sino de Alejandro de Humboldt, quien, en 1801, se escandalizó por los maltratos que sufrían los indios de manos de corregidores, hacendados blancos y curas. Lo sorprendente es que el cruel tratamiento empleado contra los indígenas en tiempos de Humboldt, lo aplicaran hace unos días miembros de la Asociación de Indígenas Desplazados, de mayoría embera-chamí, en Pereira, contra una niña de su comunidad, por el "delito" de tener relaciones con un agente de Policía. Más información

XENOFOBIA EN COLOMBIA

Para un extranjero común, trabajar en este país es un vía crucis. Los trámites para la visa son tediosos y costosos, y transmiten un mensaje implícito: "No te queremos aquí". Laurent Deschamps llegó al país hace tres meses, como muchos otros extranjeros, enamorado de una colombiana. En un comienzo él no tuvo reparos en vivir en el país, pues confiaba en que con su alto perfil académico y profesional (máster en ciencias políticas y doctor en economía) iba a ser muy fácil conseguir trabajo. Pero cuando llegó se dio cuenta de la realidad. Nadie le daba trabajo porque no tenía el permiso requerido para hacerlo. Y no tenía permiso porque no contaba con un contrato de trabajo. Es un círculo vicioso. Unos amigos le dijeron que los trámites eran más fáciles si tenía visa de cónyuge. Deschamps aprovechó que estaba enamorado y contrajo matrimonio. Hoy tiene una visa para residir en el país pero, si bien ésta le permite permanecer legalmente, sacar una cuenta de ahorro y tener seguro de salud, no le da la posibilidad de trabajar. Para hacerlo le exigen homologar sus títulos ante el Ministerio de Educación. Por eso tuvo que organizar este viaje relámpago en el que le pondrán las apostillas necesarias para que en Colombia le reconozcan sus diplomas. El proceso no sólo ha sido difícil sino costoso. Laurent se ha gastado más de tres millones de pesos en pasajes, traducciones y trámites. "Colombia no es un país muy atractivo para el extranjero por todos sus problemas de violencia, pero cuando la gente viene y conoce, queda maravillada. La ironía es que aparentemente el país los acoge, pero si realmente quieren quedarse, se estrellan con un muro que los rechaza", dice su esposa. Más información.

SALVEMOS A LOS NIÑOS COLOMBIANOS

Algo muy grave tiene que estar pasando en Colombia desde que estemos registrando permanentemente actuaciones escalofriantes sobre la violación, tortura y muerte de los niños. Nuestra Constitución prescribe los derechos fundamentales de los niños. Lo que nos traen las noticias son actos vergonzosos y atroces de violencia llegando a causar la muerte por cualquier nimiedad, en una demostración de intolerancia con todo lo infantil como el que mató a un menor de un tiro de escopeta por encontrarlo cogiendo unas guayabas en su predio; la afrenta sexual que deja niñas de once años embarazadas; niños abusados por pederastas infames; niñas prostituidas por su propios padres; niños y niñas víctimas de incesto; mutilados por minas; asesinados por balas perdidas; secuestrados a los que se les coloca precio; desaparecidos o desplazados de sus hogares; sometidos a castigos crueles e infamantes por padres sin conciencia ; esclavizados y obligados a la mendicidad forzada; niños privados de la educación elemental y constreñidos a trabajar en condiciones penosas; niños apenas acabados de nacer arrojados en los basureros; niños convertidos en expendedores de drogas o consumidores de ellas; niños obligados a participar en la lucha armada, obligados a matar o a morir en un conflicto que no comprenden y del que no son parte; niños vendidos a extraños que vienen a comprarlos como si fueran una mercancía de menor precio; niños convertidos en instrumentos tristes de la red internacional de pornografía infantil; niños sometidos a las disputas y convertidos en objeto de presión recíproca entre cónyuges en matrimonios venidos a menos; jóvenes, casi niños, convertidos u obligados a ser sicarios e instrumentos del crimen organizado; niños abusados y degradados por sus maestros, sus padres, sus mayores y los que de alguno modo son sus seres queridos y que los hacen víctimas de violencia física o sicológica, que es inaparente pero la cual deja, sin duda, las peores secuelas. Más información de Rodrigo Sanín Posada.

COLOMBIA SÓLO PARA RICOS

"Colombia es un país abonado para los pudientes y hostil para los necesitados. Las estructuras de la nación están construidas para que los pudientes consigan más y para que los pobres sean cada vez más míseros. Desde hace más de un siglo la dirigencia pública y privada de Colombia viene haciendo floridos discursos para acabar con la pobreza, pero ninguno ha servido; siempre le dejan el problema de la miseria a la siguiente generación. La dirigencia colombiana lleva a sus espaldas un pasivo vergonzoso. Las estructuras que soportan la democracia colombiana son elitistas. Se necesitan cambios radicales; de no hacerse, en los próximos 50 años la pálida bandera de la pobreza abrazará a más del 90 por ciento de sus habitantes. Las tendencias no mienten, en 1996 la pobreza y la indigencia cobijaba al 57 por ciento de la población y en el año 2005 arropó al 66 por ciento según DNP. Las estadísticas muestran que es más fácil que un ciudadano de clase media caiga al abismo de la pobreza, que suba a saborear las mieles de la clase alta. Nuestra democracia ofrece muy baja probabilidad de movilidad hacia arriba y una probabilidad muy alta de movilidad hacia abajo. Lo normal en nuestra sociedad es que algunos ricos desciendan a clase media; muchos de clase media caigan a pobres; y muchos pobres se precipiten a la indigencia". Más información de Luis Pérez Gutiérrez, ex alcalde de Medellín.

COLOMBIANOS RICOS VS COLOMBIANOS POBRES

En el corazón de la parte alta de El Poblado, en el barrio La Virgen, el estrato seis (los ricachones) pelea con el dos por el futuro de un terreno público de 4 mil metros cuadrados. Los ricos quieren una extensión de árboles que les impida contacto visual con los pobres desde su copropiedad y a que su vez mitigue la bulla generada del otro lado, según lo dieron a conocer las administraciones de las copropiedades. Los pobres sueñan con un proyecto que incluye un sendero peatonal, el cual se extiende hasta las narices de los platudos. También quieren una cancha, una zona húmeda y juegos para los niños, estructuras con las que aún no cuenta la comunidad. Más información.

EMPRESARIO JOSÉ MANUEL LARA BOSCH
DUEÑO DEL PERIÓDICO "EL TIEMPO"

ESPAÑA ES UN PAÍS DE MIERDA

COLOMBIA VIGILANDO SUS FRONTERAS


____________________________________________________________


RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS

AGENCIA BK DETECTIVES